sábado, 6 de julio de 2019

Harvard anula la cooperación con una fundación de Bin Salman

Harvard anula la cooperación con una fundación de Bin Salman
El tablero de la escuela de Extensión de la Universidad de Harvard.

La Universidad de Harvard anuló un pacto de cooperación con una fundación perteneciente al príncipe heredero saudí por el asesinato del periodista Khashoggi.

El brutal asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí de la ciudad turca de Estambul, ha generado un repudio mundial hacia los gobernantes saudíes, especialmente el príncipe heredero, Muhamad bin Salman, quien es acusado de haber ordenado el asesinato.

Ante tal coyuntura, la reconocida universidad estadounidense de Harvard anunció el viernes, mediante su portavoz, Jonathan Swain, la decisión de cancelar un memorándum de cooperación con la fundación Misk de Bin Salman.

Harvard y Misk firmaron en 2016 el acuerdo de cooperación, según el cual la universidad estadounidense prometió recibir en sus clases de verano a estudiantes saudíes de secundaria.

Se trata de la segunda vez que Harvard corta sus lazos con los Al Saud, ya que, en noviembre del año pasado, un mes después del asesinato de Khashoggi, la universidad canceló la conferencia del príncipe saudí Turki al-Faisal en la escuela Kennedy de Harvard.

Tras el asesinato de Khashoggi, columnista del diario estadounidense Washington Post, Harvard y otras universidades de EE.UU., como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), que llevan años aceptando dinero del reino saudí, han decidido reconsiderar sus vínculos con Riad.

Agnès Callamard, relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre ejecuciones extrajudiciales, indicó en junio pasado que el organismo internacional cuenta con suficientes pruebas que vínculan a Bin Salman con el asesinato de Khashoggi.

El caso desató una nueva ola internacional de críticas a Riad, que tiene un negro historial de represión y ejecución de activistas y periodistas opositores. De hecho, desde que Bin Salman fue nombrado príncipe heredero en 2017, la tasa de ejecuciones en Arabia Saudí se ha multiplicado, aseveró en 2018 la asociación contra la pena de muerte Reprieve, con sede en el Reino Unido.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios