lunes, 5 de agosto de 2019

EE.UU. llama a China "manipulador de divisa" tras la caída del yuan al nivel más bajo en la última década

EE.UU. llama a China "manipulador de divisa" tras la caída del yuan al nivel más bajo en la última década
La sede del Departamento del Tesoro de EE.UU. en Washington, el 6 de agosto de 2018. Brian Snyder / Reuters

Este lunes Pekín dejó caer la cotización de su divisa nacional hasta los 7 yuanes por dólar, lo que supone un desplome del 1,4 %, cifra récord de los últimos diez años. 

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ha acusado este lunes a China de ser "un manipulador de divisa" después de que en el arranque de esta jornada Pekín dejara caer su moneda hasta un valor de 7 yuanes por dólar, un desplome del 1,4 %, cifra récord en los valores registradores desde hace más de una década.

En un comunicado emitido este lunes se detalla que el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, tratará en colaboración con el Fondo Monterio Internacional de evitar que el país asiático "obtenga una ventaja competitiva injusta en el comercio internacional" gracias a las últimas acciones realizadas.

Asimismo, Washington asegura que el Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés) tiene amplia experiencia en la manipulación de su moneda y está preparado para hacerlo de manera continua. "Este patrón de acciones también es una violación de los compromisos de China en el G20 sobre abstenerse de una devaluación competitiva", reza el texto oficial.

¿Adiós al acuerdo comercial? 


Según el medio estadounidense Axios, se trata de la primera vez que un presidente estadounidense utiliza el calificativo de manipulador de divisas desde 1994. Este término se atribuye a un país que gasta el 2 % de su producto interior bruto en manipular divisas durante un período de 12 meses. No obstante, Axios señala que Pekín no ha actuado así, sino que "ha mantenido el yuan fuerte de manera artificial" hasta que Trump intensificó la guerra comercial el pasado jueves. El medio concluye que este paso de Trump no gustará a Pekín y dificultará aún más que se logre un acuerdo comercial entre ambas potencias.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó este domingo con imponer un nuevo arancel del 10 % a las mercancías chinas por valor de, aproximadamente, 300.000 millones de dólares, poniendo término así a la tregua pactada entre Pekín y Washington en su escalada de tensiones comerciales.

Este lunes el Gobierno de Xi Jinping pidió a las empresas estatales que suspendan las importaciones de productos agrícolas estadounidenses. Esta interrupción amenaza con incrementar aún más las tensiones con Trump, que acusa al gigante asiático de administrar su moneda de manera injusta y de no cumplir las promesas de comprar más cultivos estadounidenses.

Los mercados se resienten


Por su parte, el PBOC vinculó el debilitamiento de su moneda con las consecuencias de este conflicto, aclaró que no va a cambiar su política de divisas y puntualizó que las fluctuaciones en el valor del yuan son normales. Expertos consideran que las autoridades del gigante asiático mantendrán la depreciación bajo control debido a las preocupaciones sobre posibles salidas de capital.

Posteriormente, el inquilino de la Casa Blanca acusó a Pekín de "manipulación monetaria", subrayando que se trata de una "violación importante" que con el tiempo debilitará al gigante asiático. Asimismo, Trump hizo un llamado a la Reserva Federal estadounidense para que preste atención a esta medida con la que China "bajó el precio de su moneda a un mínimo histórico".

Horas después del anuncio de Pekín sobre su divisa nacional, los principales índices de la bolsa de Nueva York, como el S&P 500 o el Nasdaq, experimentaron pérdidas pronunciadas, mientras que el Dow Jones ha sufrido su mayor caída en una sola jornada desde diciembre del año pasado en medio del temor a una escalada en la guerra comercial entre ambas potencias. Los mercados de valores también mostraron descensos en otras partes del mundo, con caídas de más del 1 % en los índices bursátiles de referencia de Europa, Japón, Hong Kong y Shanghái.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios