sábado, 3 de agosto de 2019

El complejo militar-industrial de EE.UU. une fuerzas para desarrollar armas hipersónicas

El complejo militar-industrial de EE.UU. une fuerzas para desarrollar armas hipersónicas
Prueba de un misil hipersónico aerobalístico Kinzhal en Rusia, en marzo de 2018. Ministerio de Defensa de Rusia

Lockheed Martin, Raytheon, Northrop Grumman y Boeing han firmado multimillonarios contratos para obtener y contrarrestar la tecnología que Rusia ya tiene en servicio. 

Los mayores contratistas de defensa de EE.UU. están recibiendo miles de millones de dólares para llevar a cabo la investigación y el desarrollo de armas hipersónicas ante los avances tecnológicos de Rusia y China, según reporta The Washington Post.

A la delantera en este lucrativo negocio se posiciona Lockheed Martin —el mayor fabricante de armas del mundo—, que, de acuerdo con el diario, ha recibido unos 3.500 millones de dólares para la creación de armamento de este tipo que será enfocado al programa de ataque hipersónico del Ejército estadounidense.

Con unos 1.600 millones de dólares ya cobrados o prontos a recibir, otro de los principales contendientes es Raytheon —posiblemente el mayor productor mundial de sistemas de misiles—, que previamente había anunciado avances en su programa de misiles hipersónicos en colaboración con la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA).

Según el medio estadounidense, la compañía Northrop Grumman se está posicionando como un proveedor líder de motores para cohetes hipersónicos y ha firmado cuantiosos contratos tanto con Lockheed como con Raytheon. Con esa última empresa desarrolla el misil hipersónico de crucero HAWC, según se anunció en junio.

Sin embargo, Kathy Warden, directora ejecutiva de Northrop Grumman, precisó que el desarrollo de sistemas de defensa contra ataques hipersónicos podría ser un mercado incluso mayor a medida que aumentan las amenazas aéreas, y afirmó que su empresa está "estableciéndose rápidamente en el primer lugar" en este ámbito en el que el gigante Boeing también ha firmado contratos.
"Dentro de unos cuantos años"

Wes Kremer, presidente de la división de sistemas de misiles de Raytheon, precisó que el armamento hipersónico previsto permitirá al Ejército estadounidense "llegar más lejos y atacar más rápido", pero subrayó que "estos sistemas serán desplegados dentro de unos cuantos años".

A finales del año pasado, EE.UU. reconoció ser incapaz de repeler un ataque de este tipo de parte de China —que prevé para 2020 la entrada en operación de su misil hipersónico DF-17—, y Rusia, el único país que cuenta con armas hipersónicas en servicio.

En cuanto al desarrollo de defensas contra este armamento, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha sido claro. "Debemos tener defensas contra este tipo de armas antes de que los ejércitos de otros países incorporen armas hipersónicas", aseveró el mandatario en mayo.
  • En diciembre de 2017, Rusia había desplegado en el sur del país los misiles hipersónicos Kinzhal, que vuelan a una velocidad 10 veces superior a la del sonido y son capaces de maniobrar en todos los tramos de su trayectoria para superar cualquier sistema de defensa existente.
  • Según afirmó el Ministerio de Defensa ruso, el misil hipersónico Avangard, capaz de superar los 30.000 kilómetros por hora, entrará en servicio antes de que culmine el 2019.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios