viernes, 16 de agosto de 2019

Macrismo busca salir a las calles para recuperarse de la derrota


El Gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, asegura que luchará por la reelección en los comicios del 27 de octubre, pese a su derrota en las primarias.

“En estos 72 días van a ver a Cambiemos (oficialismo) en la calle, en los barrios, en todos lados buscando a la gente para salir adelante con el cambio”, anunció el jueves la ministra de Seguridad del país, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa.

Bullrich indicó que el Gobierno ya recibió el mensaje que los argentinos lanzaron el pasado domingo mediante las urnas, dando una victoria por 15 puntos a Alberto Fernández, el candidato del opositor y peronista Frente de Todos.

Sin embargo, la ministra desdeñó los resultados electorales al subrayar que “no se decidió nada” y que el oficialismo podría recuperar su imagen apuntando al “corazón” de los argentinos.

“Cambiemos hoy ha tomado una decisión muy importante frente a toda su gente, que es que vamos a por los votos de los argentinos, que vamos por el alma y el corazón de los argentinos que creen en las mismas ideas por las que estamos hoy en el Gobierno”, explicó.

En estos 72 días van a ver a Cambiemos (oficialismo) en la calle, en los barrios, en todos lados buscando a la gente para salir adelante con el cambio”, anunció la ministra de Seguridad del país, Patricia Bullrich.

En la rueda de prensa compareció también, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien se dedicó a defender el paquete de medidas económicas adoptadas el miércoles por Macri en respuesta a la caída de la moneda nacional y las bolsas tras su derrota electoral.

El domingo, la fórmula del peronista de centroizquierda Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner se impuso en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) con el 47,6 % de los votos, mientras que Macri obtuvo solo el 32 % de los sufragios.

La economía argentina está que arde y si ya venía mal, la reacción de los mercados financieros a los resultados electorales provocó un caos en el país. La moneda argentina se depreció casi 20 % y la bolsa de Buenos Aires cayó 38 %, uno de los peores derrumbes de su historia, mientras se desplomaban acciones y bonos argentinos en Nueva York.

Para calmar la situación en los mercados, Macri dictó una batería de medidas urgentes, entre ellas el congelamiento de tarifas de los combustibles por 90 días y aumentos puntuales de salarios.

La recesión económica en el país austral durante el mandato de Macri, con un 9,1 % de desocupación, un 32 % de pobreza y un 57 % de inflación interanual, se disparó por un plan de ajuste comprometido por Macri con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a cambio de un auxilio financiero de 57 000 millones de dólares.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios