martes, 13 de agosto de 2019

Moscú responde a Trump: Es Rusia quien gana carrera armamentística

Moscú responde a Trump: Es Rusia quien gana carrera armamentística
El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), junto a su homólogo ruso, Vladímir Putin, en Buenos Aires (Argentina), 30 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)

El Kremlin responde a las observaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, diciendo que Rusia, y no EE.UU., es quien está ganando la carrera armamentística.

Trump llamó el lunes la atención sobre una explosión registrada el jueves en una base rusa de lanzamiento de misiles cerca del Ártico y señaló que la tecnología estadounidense es muy superior a la que se usa en el arma “fallida”.

“Tenemos tecnología similar, aunque más avanzada. La explosión rusa de ‘Skyfall’ tiene a la gente preocupada por el aire alrededor de las instalaciones y mucho más allá. ¡No es bueno!”, tuiteó el mandatario norteamericano.

Preguntado al respecto, Dmitri Peskov, portavoz del presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha respondido que EE.UU. jamás podría estar al frente, cuando se trata de “desarrollar nuevas armas nucleares”, según ha recogido este martes la agencia británica de noticias Reuters.

Nuestro presidente ha indicado en reiteradas ocasiones que la ingeniería rusa en este sector (de desarrollar armas) supera considerablemente al nivel que otros países han logrado alcanzar hasta el momento y que es bastante única”, ha indicado Dmitri Peskov, portavoz del presidente de Rusia, Vladímir Putin. 

Peskov se ha jactado de que “Rusia está ganando la carrera de desarrollar nuevas avanzadas armas nucleares”, pese al “misterioso” accidente del pasado 8 de agosto.

“Nuestro presidente ha indicado en reiteradas ocasiones que la ingeniería rusa en este sector supera considerablemente al nivel que otros países han logrado alcanzar hasta el momento y que es bastante única”, ha indicado el funcionario del Kremlin.

La compañía de energía nuclear rusa, Rosatom, a su vez, ratificó el sábado que la explosión en cuestión tuvo un carácter nuclear y prometió “seguir produciendo nuevas armas”.

La tensión entre las dos potencias mundiales ha tomado un tono aún más retórico después de que Trump anunció el 2 de agosto, la retirada oficial de su país del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 con la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Putin, a su vez, advirtió de acciones simétricas, si EE.UU. desarrolla misiles prohibidos en el INF, al tiempo que llama al diálogo para evitar “riesgos” al nivel mundial.

Washington acusa a Moscú de no respetar el INF durante años, mientras el Kremlin asegura que la Casa Blanca “ha ignorado” todas las propuestas “constructivas” de Moscú para salvarlo. Distintos analistas advierten de que el fin del tratado llevará a una nueva carrera armamentística, y consideran que el objetivo de Washington es acumular fuerzas militares en el continente europeo.

El mandatario estadounidense busca, al parecer, romper con todos los acuerdos alcanzados en las Administraciones norteamericanas anteriores, para luego pactar los suyos. Sin embargo, sigue equivocándose, en esta ocasión con Rusia.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios