miércoles, 21 de agosto de 2019

Putin amenaza con responder a las pruebas de misiles de EEUU

Putin amenaza con responder a las pruebas de misiles de EEUU
El presidente ruso, Vladimir Putin, en una rueda de prensa con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, Helsinki, 21 de agosto de 2019. (Foto: AFP)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asegura que tomará las medidas correspondientes contra el ensayo de un misil por EE.UU., tras el fin del tratado INF.

En declaraciones hechas este miércoles durante una breve visita oficial a Helsinki (capital de Finlandia), Putin ha destacado que se siente “decepcionado” con el último lanzamiento de un misil de crucero de medio alcance realizado por Estados Unidos en la isla de San Nicolás, frente a la costa de California, menos de tres semanas después de que expirara el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

Para Rusia, el ensayo del citado misil “significa que están apareciendo nuevas amenazas a las que debemos reaccionar de manera similar”, ha dicho Putin en una rueda de prensa conjunta con su homólogo finlandés, Sauli Niinistö.

La prueba, ha subrayado el mandatario ruso, ha mostrado que EE.UU. empezó a trabajar en el desarrollo del misil en cuestión, tipo Tomahawk, antes de que Washington decidiera abandonar el Tratado INF —firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con el objetivo de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales—.

El jefe de Estado ruso ha remarcado que el ensayo del misil estadounidense “afecta a la seguridad y es contrario a las normas del INF”, además, constituye “una amenaza para la seguridad mundial”.

Putin ha señalado que el reciente misil lanzado por EE.UU. puede ser disparado desde dispositivos ya existentes en Rumanía y otros que van a ser desplegados en Polonia y ha explicado que, basta con modificar el software que llevan esos dispositivos de lanzamiento ubicados en el este de Europa, para hacerlos compatibles con los nuevos misiles fabricados por Washington.

(El reciente ensayo de un misil crucero por EE.UU.) significa que están apareciendo nuevas amenazas a las que debemos reaccionar de manera similar”, dice el presidente de Rusia, Vladimir Putin. 

A este respecto, Putin ha llamado a Washington a retomar las negociaciones sobre la no proliferación de armamentos y ha advertido de que, de no ser así, Moscú tomará “medidas correspondientes, de carácter simétrico”, que serán “un reflejo exacto” de las que adopte EE.UU.

Insistiendo en la celebración de diálogos para frenar la carrera armamentística, se ha quejado de que actualmente no existe ningún tipo de conversación con Washington sobre este tema.

En este contexto, ha prometido que Rusia “no va a instalar ningún misil de medio o largo alcance mientras no descubra que en algún lugar del mundo han aparecido sistemas armamentísticos americanos de este tipo”.

Putin ha lamentado de que no ha percibido “ninguna reacción” a esta promesa, anunciada el lunes durante su visita a Francia, ni por parte de EE.UU. ni por parte de los países de la Unión Europea (UE), lo cual, ha considerado, “es preocupante”.

El Gobierno ruso ha advertido en varias ocasiones de que la salida de Washington del Tratado INF podría abrir la puerta a una nueva carrera armamentista.

La prueba misilística de EE.UU. provocó también la ira de China y una alerta. “Estas acciones estadounidenses conducirán a una nueva carrera armamentista, a una escalada de la confrontación militar y también tendrán un impacto negativo grave en la estructura de la seguridad regional y de la internacional”, declaró el martes una funcionaria china.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios