viernes, 13 de septiembre de 2019

EEUU mantiene 11 meses detenido a científico iraní sin sentencia

EEUU mantiene 11 meses detenido a científico iraní sin sentencia
El profesor y doctor iraní Masud Soleimani (dcha.), reconocido por sus investigaciones sobre células madre y hematología.

Masud Soleimani, hematólogo iraní, lleva once meses preso en EE.UU. sin recibir una sentencia por los cargos de los que se le acusa.

El científico iraní permanece detenido, aun cuando presenta un delicado estado de salud, en una prisión en la ciudad de Atlanta sin que hasta el momento haya tenido que comparecer ante un tribunal para una audiencia formal o se le haya sentenciado.

A pesar del seguimiento del caso que hacen los funcionarios del Gobierno iraní, la familia y los abogados del también profesor universitario, Estados Unidos no ha ofrecido una respuesta concreta y solo se ha limitado a acusar a Soleimani de haber violado las sanciones estadounidenses contra Irán.

El abogado que representa al aludido científico, Leonard Franco, ha manifestado que no hay motivos legales que justifiquen su arresto y que el caso tiene intencionalidad política.

Las autoridades persas se hace eco de las declaraciones de Franco y apuntan a que EE.UU. diseña guiones e instrumentaliza las sanciones para detener a profesores y científicos iraníes.

Soleimani se encuentra detenido desde octubre del 2018, tras ser arrestado por agentes del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés) al llegar, proveniente de Irán, al estado de Minnesota, donde iba a trabajar en la afamada Clínica Mayo.

Poco después, autoridades estadounidenses detuvieron a dos de sus exalumnas, Mahbube Qaedi y Maryam Yazayeri, que intentaban en el 2016 enviar a Irán hormonas del crecimiento humano, conseguidas legalmente de una empresa de equipos médicos estadounidenses para su aplicación científica y actividades relacionadas con investigaciones dirigidas por el doctor Soleimani.

Las hormonas del crecimiento humano fueron incautadas el mismo año por los agentes estadounidenses que arrestaron a Yazayeri y Qaedi antes de tomar un vuelo de regreso a Irán. No obstante, el abogado de Qaedia afirma que el envío de esta hormona a Irán estaba permitido desde abril del 2014 hasta diciembre del 2016, y el traslado de las mismas no estaba incluido en las sanciones contra el país persa.

Las exalumnas fueron liberadas tras el pago de una fianza, pero Soleimani sigue recluido, lo cual viola las leyes estadounidenses que obligan a las cortes a informar de las razones del arresto o liberar de inmediato a los sospechosos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios