jueves, 26 de septiembre de 2019

El rescate que conmociona a España: buscan a un bebé que fue arrojado a un río por su padre adolescente

El rescate que conmociona a España: buscan a un bebé que fue arrojado a un río por su padre adolescente
Efectivos de los Mossos d'Esquadra buscan al bebé desaparecido. Sant Adriá de Besós (Barcelona, España). 25 de septiembre de 2019 Twitter / @mossos

Los padres, ambos menores de edad, ocultaron el embarazo a sus familias. Después de que la chica diese a luz, la pareja trató de deshacerse de la criatura. 

Los Mossos d’Esquadra (policía autonómica de Cataluña) buscan a un bebé que habría sido arrojado este martes a un río por su propio padre, en la localidad de Sant Adrià de Besòs (Barcelona, España). El padre, un chico de sólo 16 años, confesó en la tarde de este miércoles que se había deshecho del pequeño, por lo que fue inmediatamente detenido.

Los padres del bebé, ambos menores de edad, eran novios y mantuvieron el embarazo en secreto, según informa este jueves El Periódico. El lunes, 23 de septiembre, la pareja reservó una habitación en un hotel y la chica dio a luz a su hijo allí mismo. En la tarde del día siguiente, tras abandonar el alojamiento sin levantar sospechas, el joven padre se desplazó hasta la orilla del río para deshacerse del recién nacido.

Allí, junto al cauce del río, unos testigos pudieron ver al joven tratando de enterrar al bebé envuelto un paño y lo comunicaron a las autoridades. La Policía encontró posteriormente, en el punto indicado por los denunciantes, una maleta con ropa y restos de sangre. Al parecer, al verse descubierto, el joven habría optado por lanzar al bebé al agua.
Búsqueda infructuosa

De momento, ni los agentes de los Mossos, ni los bomberos ni los buzos han podido encontrar el cuerpo del pequeño. Los equipos de emergencia, equipados con linternas y ayudados desde el aire con el potente foco de un helicóptero, empezaron a buscar al atardecer del mismo martes y no pararon hasta las 02.00 de la madrugada. A esa hora, decidieron interrumpir el rastreo hasta que amaneciera.


El miércoles a primera hora se retomaron los trabajos. Bomberos y policías guiados por unidades caninas especializadas se sumaron al dispositivo, y peinaron los 800 metros que separan el punto en el que el padre soltó al bebé hasta la desembocadura del río en el mar, que también fue rastreada sin éxito.

Durante este jueves a primera hora los trabajos de búsqueda continúan en la zona, sin que haya trascendido ninguna novedad.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios