martes, 8 de octubre de 2019

Exalcalde hondureño acusado por narcotráfico admite haber asesinado a 56 personas

Exalcalde hondureño acusado por narcotráfico admite haber asesinado a 56 personas
Manifestantes chocan con las fuerzas de seguridad durante una protesta contra el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, en Quito, 8 de octubre de 2019. Fernando Antonio / AP

Amílcar Alexander Ardón reconoció los crímenes ante una corte federal de Nueva York, en el juicio contra Juan Antonio Hernández, hermano del presidente, Juan Orlando Hernández. 

Amílcar Alexander Ardón, exalcalde del municipio de El Paraíso, en el departamento de Copán, Honduras, admitió el lunes ante la Justicia de EE.UU. ser el autor de 56 asesinatos y múltiples torturas.

Según informó el diario local La Prensa, lo reconoció al declarar en el proceso que juzga al exdiputado detenido por tráfico de drogas Juan Antonio 'Tony' Hernández, hermano del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

Durante la cuarta jornada del juicio que se realiza en una corte de Manhattan, Nueva York, Ardón relató además que en 2013 presenció una reunión entre Joaquín 'El Chapo' Guzmán y 'Tony' Hernández, en la que el narcotraficante mexicano supuestamente habría entregado al hermano del actual mandatario un millón de dólares en efectivo para la campaña. Incluso aseguró haber colaborado en contar el dinero, en fajos de 50.000 y 100.000 dólares.

Ardón, de 43 años, testificó ante los jueces que el acusado le ayudó a traficar entre 30 y 40 toneladas de cocaína provenientes de Colombia a los EE.UU., entre 2010 y noviembre de 2018, momento en que 'Tony' Hernández fue detenido.

El testigo afirmó también que el 'Chapo' trasladaba la cocaína a México, pasando por Guatemala, a bordo de seis camiones con el logo de la cadena de medios mexicana Televisa.
Declaraciones que salpican al presidente

Si bien hasta ahora el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, no ha sido citado por la Justicia norteamericana, las declaraciones del testigo lo complican. De acuerdo al fiscal estadounidense que investiga el caso, Jason Richman, el jefe de Estado en funciones recibió millonarios sobornos a cambio de proteger al exlíder del cártel de Sinaloa, acusación que, de acuerdo al mandatario, es "ridícula".


Richman asegura que también el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) recibió del mismo testigo dos millones de dólares para su campaña.

La fiscalía confía en que podrá probar que tanto Lobo como Hernández, ambos del Partido Nacional, al igual que el exalcalde de El Paraíso, fueron "electos presidentes gracias, al menos en parte, a ganancias del tráfico de droga".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios