jueves, 10 de octubre de 2019

Moreno dice que no le asombraría "que haya gente de las FARC" en las protestas en Ecuador

Moreno dice que no le asombraría "que haya gente de las FARC" en las protestas en Ecuador
El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, en la Cumbre Presidencial para la Amazonía, en Leticia, Colombia, el 6 de septiembre de 2019. Luisa Gonzalez / Reuters

El presidente ecuatoriano está seguro que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, junto al exmandatario Rafael Correa también están detrás de los supuestos "planes desestabilizadores", que podrían involucrar al ELN. 

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, afirmó en una entrevista que existe la posibilidad de que haya "gente de las FARC" vinculada a los hechos de violencia que se han registrado durante las protestas multitudinarias en contra del 'paquetazo' aplicado por su Gobierno.

"No se asombre de que haya gente de las FARC inmersa porque el método que utilizan exactamente igual", declaró Moreno al medio colombiano NTN24, sin dar más detalles.

Por su parte, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), partido político surgido tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla, publicó en su cuenta de Twitter un comunicado donde se solidariza con "las multitudinarias movilizaciones populares, que se viven en el hermano país del Ecuador, en rechazo al paquetazo neoliberal que el Fondo Monetario Internacional quiere imponer a ese pueblo, a través de su presidente, Lenin Moreno".


El 29 de agosto, un grupo de líderes de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre los que se encuentran Iván Márquez y Jesús Santrich, anunció que retomaban las armas. Esta acción fue rechazada por el partido conformado tras los acuerdos de paz, que ha expulsado a los disidentes del seno de su organización política.

Tras ese anuncio de retoma de la lucha armada, el Gobierno colombiano afirmó que disidentes de las FARC se encontraban en territorio venezolano, amparados por el presidente Nicolás Maduro, con la finalidad de llevar a cabo planes desestabilizadores en contra de Colombia. No obstante, las "pruebas" presentadas por Bogotá ante la ONU sobre ese particular contra Caracas resultaron ser falsas.

"Ninguna duda"


Este jueves, el mandatario ecuatoriano reafirmó que su Gobierno no tiene "ninguna duda de que existen venezolanos que están presentes en las tomas" y que son financiados con "los inmensos recursos" que supuestamente les proporciona el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, quien según él, "está en Caracas recibiendo los beneficios de un Gobierno despótico".

El exmandatario estuvo semanas atrás en Caracas para realizarle una entrevista al presidente Maduro, como parte de su programa 'Conversando con Correa'. Sin embargo, ha realizado videos desde Bruselas, donde se encuentra residenciado, y ayer dio una rueda de prensa desde la sede del Parlamento Europeo, en la capital de Bélgica.

Primera "prueba"


La primera imagen sobre la presunta participación venezolana en los actos de violencia en Ecuador fue compartida este jueves por la titular del Ministerio de Gobierno, María Paula Romo, quien publicó en las redes sociales que las autoridades detuvieron a diecisiete personas "la mayoría" venezolanos, que tendrían en su poder supuesta "información sobre la movilización del presidente y del vicepresidente".

Adelantó que "serán puestos en los próximos minutos a órdenes de la Justicia", y aseveró que "cada nuevo evento confirma todos los intereses que están detrás del caos en el país".


Anteriormente, el vicepresidente ecuatoriano, Otto Sonnenhoizner, aseveró que de los 717 detenidos por las autoridades durante una semana de protestas, 27 son venezolanos "infiltrados" en las manifestaciones, que ya llevan una semana.

El ELN también


El presidente ecuatoriano, al ser consultado sobre supuesta información de los cuerpos de inteligencia que no descartan que haya "células urbanas" del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en ese país, expresó que era posible aunque no tenía certezas.

"Puede ser, estamos consiguiendo las pruebas, tenemos algunas evidencias que pueden convertirse en pruebas", manifestó.

Expuso que, desde hace una semana, Correa, el excanciller ecuatoriano Ricardo Patiño, la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, el exasambleísta Virgilio Hernández y "dirigentes altos de la revolución ciudadana" fueron a Venezuela "a recibir órdenes de ese sátrapa, criminal, asesino, que está sometiendo al pueblo al peor apocalipsis que se han visto en América del Sur".

Al ser preguntado por las pruebas de ese supuesto plan dijo que en los mensajes que envían Maduro y Correa a través de las redes sociales están "dando direccionalidad a los actos de violencia. Están los tuits, los mecanismos de redes, ellos no lo han negado".

Represión policial


Moreno aseguró que los policías y militares han actuado según los protocolos el uso progresivo de la fuerza, a pesar de que los medios han registrado que las manifestaciones han sido ampliamente reprimidas por los cuerpos de seguridad del Estado. Hasta ahora se han confirmado cinco personas muertas, dos de ellas pertenecientes al movimiento indígena.

Según el presidente ecuatoriano, los uniformados analizan cada acción que ejecutan y que "no hay que provocar".

El mandatario también responsabilizó a los exmiembros de la pandilla 'Latin Kings' de estar detrás de los planes desestabilizadores. Esta organización fue legalizada durante la gestión de Correa como manera de disminuir los índices de violencia y de homicidios. "Se ha detectado su presencia y los indígenas los han separado", agregó.

Agresiones contra periodistas


El presidente ecuatoriano fue consultado sobre la cifra de 50 periodistas, camarógrafos y trabajadores de la prensa que han sido agredidos física y verbalmente por la Policía y los manifestantes, según datos de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

El propio equipo de RT ha denunciado haber sido víctima de las acciones policiales para controlar a los manifestantes en la capital de Ecuador.

Moreno respondió que los cuerpos de seguridad han brindado "protección a los medios" y que han sido los infiltrados los responsables de las agresiones. Sin embargo, al indicarle que los uniformados son los principales señalados como perpetradores de la violencia, aseveró que en su país "hay completo respeto a la libertad de expresión" y que si hay detenidos "alguna razón habrá". "Es un proceso de desestabilización", insistió.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios