viernes, 29 de noviembre de 2019

Colombia reconoce lo riesgoso que son armas usadas contra marchas

Colombia reconoce lo riesgoso que son armas usadas contra marchas

Colombia admite el “riesgo” que representan las armas utilizadas por los agentes del Esmad en la represión de protestas que ya ha dejado cuatro muertos.

“Como se trata de armas menos letales, subsiste un riesgo y subsiste el reconocimiento de unas lesiones asociadas; (…) e incluso en estas armas que pueden ser utilizadas por los grupos antidisturbios se señala que una de las lesiones asociadas puede llegar a ser fatal”, expresó el jueves el ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo.

En declaraciones a la prensa difundidas por su despacho, Trujillo, afirmando que tales armas “están autorizadas por la Organización de Naciones Unidas” (ONU) y que “existen en 105 países del mundo”, trató de subestimar su uso en represión de las protestas que explotaron en el país desde el día 21 del presente mes en contra de las reformas laborales y del sistema de pensiones del Gobierno.

Efectivamente, las declaraciones del titular colombiano constituían una reacción oficial a un informe recién publicado por el Instituto Nacional de Medicina Legal, que señala la forma violenta en que murió el joven manifestante Dilan Cruz.

Como se trata de armas menos letales, subsiste un riesgo y subsiste el reconocimiento de unas lesiones asociadas; (…) e incluso en estas armas que pueden ser utilizadas por los grupos antidisturbios se señala que una de las lesiones asociadas puede llegar a ser fatal”, expresa el ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo.

Cruz, de 18 años resultó el 23 de noviembre gravemente herido en la cabeza en Bogotá (la capital) por el impacto de una escopeta calibre 12 de los uniformados del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y murió dos días después a causa de un “trauma craneoencefálico penetrante”, según el reporte de Medicina Legal.

Pese a todo ello, el director de la Policía, general Óscar Atehortúa, aseguró que el Esmad seguirá usando en las protestas el arma que hirió a Dilan.

En las últimas jornadas del paro nacional en Colombia que siguen ya en curso, los uniformados del Esmad han lanzado bombas aturdidoras y gases lacrimógenos contra los congregados e incluso han atacado las casas que abrieron sus puertas para ayudar a los manifestantes ante la brutalidad policial.

En medio de masivas protestas antigubernamentales, el presidente de Colombia, Iván Duque, ordenó la semana pasada un mayor despliegue del Ejército y de la Policía en el país. Ya diversos congresistas colombianos y oenegés han pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investigue la “grave situación” de los derechos humanos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios