domingo, 10 de noviembre de 2019

México rechaza golpe de Estado en Bolivia y ofrece asilo a Morales

México rechaza golpe de Estado en Bolivia y ofrece asilo a Morales
El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, da una conferencia de prensa en Washington, 10 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)

El canciller de México rechaza un golpe de Estado en Bolivia, tras la renuncia del presidente Evo Morales, en medio de violencia con matices golpistas.

“En Bolivia hay una operación militar en curso, la rechazamos, es similar a aquellos trágicos hechos que ensangrentaron nuestra América Latina el siglo pasado. México mantendrá su posición de respeto a la democracia y las instituciones. Golpe no”, ha escrito Marcelo Ebrard en su cuenta en Twitter, poco después de que el presidente boliviano informara en un mensaje televisado su dimisión para pacificar el país.

Morales ha dicho que renuncia para “preservar la paz en su país”, tras el “golpe cívico, político y policial” que ha generado una ola de protestas violentas y vandálicas perpetradas por grupos de choque contra las autoridades del Estado y afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).

El ministro de Exteriores también ha alertado de la “operación militar” que está en curso en Bolivia y ha reiterado que México mantiene su posición de respeto a la democracia e instituciones.

De hecho, tras la renuncia de Morales, que era el objetivo de los movilizados, aún en el país andino, siguen sucediendo hechos violentos. La ministra boliviana de Salud, Gabriela Montaño, ha denunciado mediante su cuenta en Twitter, que la oposición hizo saquear la casa del dimitido presidente Morales.

Asimismo, la embajadora de Venezuela en Bolivia, Crisbeylee González, ha dado a conocer el ataque con dinamita de un grupo de personas contra el edificio de la legación diplomática, ubicada en la zona Sur de La Paz. “Estamos bien y a resguardo, pero quieren hacer una masacre con nosotros. Ayúdennos a denunciar esta barbarie”, dice la diplomática.

En Bolivia hay una operación militar en curso, la rechazamos, es similar a aquellos trágicos hechos que ensangrentaron nuestra América Latina el siglo pasado. México mantendrá su posición de respeto a la democracia y las instituciones. Golpe no”, subraya el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, poco después de que el presidente boliviano, Evo Morales, formulara su renuncia al cargo.

Asimismo, Ebrard ha dado a conocer que un grupo de 20 exfuncionarios del Ejecutivo y Legislativo de Bolivia han sido acogidos en la residencia oficial mexicana en La Paz (capital de Bolivia).

“De conformidad a su tradición de asilo y no intervención”, México también ofrece asilo a Morales, ha dicho el canciller Ebrard.

Más temprano en la misma jornada, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha adelantado que este lunes dará a conocer “con amplitud” la postura de su Gobierno ante la dimisión del mandatario boliviano.

“Reconocemos la actitud responsable del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien prefirió renunciar a exponer a su pueblo a la violencia”, ha destacado el mandatario del país azteca.

El líder indígena, en el poder desde 2006, había accedido a un cuarto mandato hasta 2025 en primera vuelta de las elecciones del pasado 20 de octubre, con el 47,08 % de los votos y más de 10 puntos porcentuales por delante del expresidente Carlos Mesa (36,51 %), según el cómputo oficial, objetado por la oposición.

Ante las acusaciones de la derecha boliviana de fraudes en las elecciones, la Organización de Estados Americanos (OEA), tras realizar una auditoría de las votaciones, ha informado que encontró algunas irregularidades, por lo que Morales convocó nuevas elecciones, para pacificar el país ante los intentos golpistas de la oposición.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios