viernes, 8 de noviembre de 2019

ONU supone que la muerte de Mursi sería un “asesinato arbitrario”

ONU supone que la muerte de Mursi sería un “asesinato arbitrario”
El fallecido expresidente de Egipto Muhamad Mursi en una sesión del juicio en su contra en El Cairo, capital egipcia, 23 de abril de 2016.

Un nuevo informe de la ONU sugiere que la muerte del expresidente egipcio Muhamad Mursi podría tratarse de un “asesinato arbitrario sancionado por el Estado”.

El Grupo de Trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Detenciones Arbitrarias ha estimado este viernes en un comunicado que Mursi, fallecido en junio tras colapsar en un tribunal, vivió condiciones supuestamente “brutales” durante los últimos años de su internamiento en una cárcel egipcia.

Su muerte, “después de sufrir estas condiciones, podría equivaler a un asesinato arbitrario sancionado por el Estado”, reza la nota del citado equipo, encabezado por la Relatora Especial de las Naciones Unidas, Agnès Callamard.

Los expertos de la ONU, además, denuncian que el estado de salud de Mursi era precario por la diabetes y la hipertensión que padecía, como resultado de condiciones carentes de higiene y la falta de acceso a medicamentos, situación que se agravó por los seis años en régimen de aislamiento que tuvo que afrontar.

Asimismo, señalan que el Gobierno egipcio, presidido por Abdel Fatah al-Sisi, conocía del deterioro físico de Mursi, ya que se les había informado en varias ocasiones, pero, al parecer, hizo caso omiso.

La muerte del expresidente egipcio Mohamed Mursi, “después de sufrir estas condiciones (brutales) podría equivaler a un asesinato arbitrario sancionado por el Estado”,reza un informre del Grupo de Trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Detenciones Arbitrarias.

“No hay pruebas de que ellos (los funcionarios egipcios) hayan actuado para responder a esas preocupaciones, aún cuando las consecuencias eran previsibles”, reprochan los expertos en el comunicado.

Mursi, primer presidente elegido democráticamente en Egipto en 2012, fue derrocado el 3 de julio de 2013 en un golpe de Estado militar, liderado por el actual presidente Al-Sisi. El político estaba cumpliendo una pena de siete años de prisión por “haber falsificado la inscripción de su candidatura para las elecciones presidenciales de 2012”.

De acuerdo con las autoridades egipcias, Mursi murió por un ataque al corazón, en una sesión judicial el 17 de junio, sin que los guardias del juzgado hicieran algo por salvarle la vida.

Muchos organismos internacionales y de derechos humanos calificaron “sospechosa” la muerte del expresidente, por lo que pidieron investigaciones sobre el caso.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios