domingo, 15 de diciembre de 2019

660 médicos hospitalarios renunciarán si Macron no da más dinero

660 médicos hospitalarios renunciarán si Macron no da más dinero
Un profesional sanitario francés interviene en una marcha en contra de los recortes presupuestarios a la salud pública aplicados por el Gobierno de Macron.

Unos 660 médicos hospitalarios galos protestan contra los recortes presupuestarios en sus centros y amenazan con renunciar si el Gobierno de Macron no dialoga.

“El hospital público está muriendo por falta de medios capaces de garantizar la calidad de la atención y garantizar la seguridad del paciente. Para gritar su desesperación, los jefes de servicio, los jefes de unidades de atención y los médicos que participan en la gestión de hospitales designados o elegidos, sin pedir nada para sí mismos, acuerdan renunciar si la ministra no se abre a negociaciones reales para aflojar la restricción impuesta al hospital público”, así reza un comunicado recogido en una columna publicada este domingo por el diario galo Le Journal du dimanche, con el que los profesionales de la salud pública francesa han puesto el grito en el cielo contra los recortes recientemente anunciados por el Ejecutivo galo, presidido por Emmanuel Macron.

Este colectivo de profesionales denuncia, en particular, la restricción presupuestaria impuesta a los hospitales públicos y advierte que, si la parte contraria no se presta a negociar, no dudarán en iniciar “un movimiento de desobediencia sin precedentes” en toda la historia reciente de Francia.

En la nota, los firmantes, al suscribir que “el rigor se ha convertido en austeridad, y luego en austeridad y escasez”, sostienen que, a su parecer, la medida anunciada por la ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, a finales de noviembre, de asignar para 2020 a los centros hospitalarios un presupuesto adicional de 300 millones de euros, está lejos de satisfacer las necesidades reales de los hospitales galos.

“Las medidas gubernamentales para 2020 son menos de 300 millones adicionales, mientras que a la opinión general le faltan 1300 millones de euros para cumplir con el único aumento programado de los costos”, subrayan los indignados médicos.

En el texto se detalla, además, que desde 2005 los hospitales públicos franceses se han visto obligados en recortar unos 9000 millones de euros de sus costos y, por ello, lamenta que “el hospital está muriendo y la ministra solo administra los cuidados paliativos”.

Esta nueva demanda colectiva se suma a otras tantas que la sociedad francesa, en los últimos meses, viene reclamando a sus gobernantes. De hecho, toda Francia está viviendo recientemente jornadas reivindicativas en forma de huelgas y paros.

Estos paros se suman a las protestas del movimiento “chalecos amarillos”, que protagonizan ciudadanos franceses cada semana desde el 17 de noviembre de 2018, en defensa del poder adquisitivo y contra la subida de los precios, entre otras cuestiones.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios