lunes, 16 de diciembre de 2019

Argentina desafía a Bolivia de Áñez y deja que Evo haga política

Argentina desafía a Bolivia de Áñez y deja que Evo haga política
El presidente de Argentina, Alberto Fernández (izda.) y el depuesto mandatario boliviano Evo Morales.

Argentina desafía al gobierno de facto de Bolivia y dice que Morales puede hacer declaraciones políticas por los derechos que le otorga su condición de refugiado.

En una entrevista publicada el domingo en el periódico local La Nación, Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete del Gobierno de Alberto Fernández, recordó los derechos del presidente depuesto de Bolivia en su calidad de refugiado. “El refugiado tiene los mismos derechos que un ciudadano argentino, con lo cual tiene libertad de expresión, de declarar, de pensar y decir lo que quiera. Nosotros no le vamos a restringir sus libertades”, subrayó.

Morales se encuentra en Argentina, donde el Gobierno de Fernández le otorgó el jueves el estatus de refugiado, tras haber renunciado a la Presidencia de Bolivia el 10 de noviembre, y después de pasar casi un mes exiliado en México y de realizar una corta estadía en Cuba.

Las declaraciones de Cafiero desafiaron el llamado que hizo a Argentina el gobierno de facto de Bolivia, dirigido por la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez, para impedir que Morales haga política mientras tiene la condición de refugiado en el país austral.

A un mes del golpe de Estado en Bolivia, Morales ha arrancado con firmeza desde Argentina sus planes para dirigir la campaña electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) para las próximas elecciones presidenciales.
En declaraciones emitidas este lunes en Twitter, el mandatario depuesto ha acusado al gobierno de facto boliviano de establecer una “dictadura” en el país sudamericano y conducir a la nación al colapso económico.

Morales ha denunciado la situación que atraviesa el país y “el asalto a instituciones y empresas públicas” que, a su juicio, es el resultado de “la acción golpista” de los líderes opositores Luis Camacho, Carlos Mesa y Áñez, así como de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Las “decisiones políticas trasnochadas del gobierno de facto, han paralizado el aparato productivo y frenado la inversión pública. La dictadura lleva al país a la quiebra”, ha lamentado.

El gobierno de facto boliviano, preocupado por las actividades del depuesto presidente, anunció el sábado su decisión de emitir una orden de aprehensión en su contra, si pisara el territorio nacional y le pidió evitar acciones en su contra.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios