jueves, 19 de diciembre de 2019

Argentina no extraditará a Morales y aumenta su custodia policial

Argentina no extraditará a Morales y aumenta su custodia policial
El presidente de Argentina, Alberto Fernández (dcha.), y el depuesto mandatario boliviano, Evo Morales, reunidos en Buenos Aires, capital argentina.

Argentina “no entregará por ningún motivo” a Evo Morales al gobierno de facto de Bolivia y ordena aumentar su custodia policial, indican fuentes oficiales.

Según fuentes del Gobierno de Argentina, consultadas este jueves por el portal local Infobae, el nuevo presidente del país austral, Alberto Fernández, se comunicó en las últimas horas con el depuesto dirigente boliviano para darle su pleno apoyo y asegurarle que el Estado argentino protegerá su integridad física e impedirá que sea entregada a las autoridades judiciales del gobierno de facto de Bolivia, presidida por la autoproclamada mandataria interina, Jeanine Áñez.

“Vamos a proteger a Evo Morales porque corresponde hacerlo en su calidad de refugiado político y porque todo el pedido de detención es una farsa”, ha explicado un funcionario del Gobierno.

Las implicancias de la orden de aprehensión librada contra Morales por la fiscalía de La Paz (la capital administrativa de Bolivia) fueron analizadas anoche por el presidente Fernández y el canciller Felipe Solá, recoge el medio.

El rotativo ha apuntado que el jefe del Estado le aseguró a Morales que no permitirá que le detengan en Argentina prometiéndole un aumento en la cantidad policías que lo custodian. Desde su llegada a ese país, el 12 de diciembre, el líder indígena disponía de tan sólo dos escoltas de la Policía Federal.

Entre tanto, los letrados de la Cancillería argentina están analizando el pedido de la detención de la fiscalía boliviana y sus fundamentos a fin de dar una respuesta legal en forma de rechazo a ese reclamo que consideran “fuera de lugar” ya que se emitió contra “un refugiado político”.

Para el Gobierno argentino, Evo Morales seguirá teniendo “inmunidad y protección diplomática” por tratarse de un refugiado, dicen esas mismas fuentes gubernamentales.

El miércoles, Morales aseguró que no le asustaba la orden de detención emitida en su contra tachándola de “injusta, ilegal e inconstitucional”.

El gobierno de facto de Bolivia ha solicitado además a Argentina a impedir que el depuesto mandatario boliviano se dedique a la política; sin embargo, las autoridades argentinas anunciaron que Morales puede hacer declaraciones políticas por los derechos que le otorga su condición de refugiado.

Morales había sido reelegido el 20 de octubre para un cuarto mandato, pero se vio obligado a renunciar a la Presidencia debido a una persecución contra sus simpatizantes, la falta de apoyo de la Policía y las Fuerza Militares y tras una ola de violencia protagonizada por la oposición que desconoció los resultados electorales.

El exmandatario indígena denuncia que es víctima de “un golpe de Estado” orquestado por EE.UU., la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la oposición.

Morales ha anunciado que no será candidato, pero está dirigiendo, desde el país austral, la campaña política de su partido el Movimiento al Socialismo (MAS) de cara a las elecciones generales del próximo año.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios