jueves, 26 de diciembre de 2019

Bolsonaro aprueba el paquete de medidas "anticrimen" en línea con su "mano dura" contra la delincuencia

Bolsonaro aprueba el paquete de medidas "anticrimen" en línea con su "mano dura" contra la delincuencia
Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, Palacio de la Alvorada en Brasilia, Brasil, el 12 de diciembre de 2019.Adriano Machado / Reuters

El mandatario brasileño también vetó algunas propuestas del Congreso sobre temas como el ADN de los criminales, las interceptaciones y el aumento de penas por delitos con armas prohibidas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sancionó con 25 vetos un paquete de medidas que endurece los procesos penales y la legislación contra crímenes, en su línea de "tolerancia cero" contra la delincuencia.

La nueva ley cambia el Código Penal y otras leyes de seguridad pública.

Estas propuestas, que ya habían sido aprobadas hace dos semanas por el Congreso, fueron parte de un proyecto presentado en febrero por el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, conocido por llevar adelante la polémica operación 'Lava Jato' cuando era juez, y por una comisión de juristas coordinada por el ministro del Tribunal Supremo Federal, Alexandre de Moraes.

Los puntos de esta nueva legislación entrarán en vigencia el 23 de enero mientras que los vetos, que fueron por "razón de interés público e inconstitucionalidad", si son anulados por el Congreso, entrarían en vigor posteriormente.

¿Qué incluye la ley?


Con esta medida también se aprobó la propuesta de la Cámara de Diputados, que no estaba en el proyecto inicial y a la que se opuso Moro, sobre la creación del juez de garantías. Se establece que el magistrado que cuida del proceso criminal no será el responsable de la sentencia, por lo solo estará a cargo del control de la legalidad de la investigación y de la salvaguarda de los derechos individuales.

Sobre la legítima defensa, esta quedó extendida a los agentes de la seguridad pública que repelen una agresión o cuando existe un riego de agresión a un rehén.

Este paquete de leyes aprobados se inscribe dentro de la llamada "tolerancia cero" al crimen que ha sido bandera del Gobierno del derechista, quien ha prometido "mano dura" por parte de los cuerpos de seguridad del Estado contra los grupos criminales.

Algunos vetos


Bolsonaro vetó el proyecto aprobado por el Congreso que incrementaba la pena por homicidio cuando el delincuente use un arma de fuego prohibida. Actualmente, la pena es entre 6 y 20 años y se proponía que fuera de 12 a 30 años, recoge Globo.

De igual manera, no le dio el visto bueno al texto aprobado por el Congreso que aumentaba las penas de los delitos contra la honra (calumnia, difamación e injuria) en internet.

Tampoco se manifestó de acuerdo con el apartado de la extracción obligatoria de ADN para todos los delitos debido a que será solo para los que contraríen el interés público, excluidos los "crímenes atroces" e incluidos los delitos de comercio ilegal de armas y crímenes contra la vida y contra la libertad sexual.

El mandatario, que sufrió un lesión en la cabeza tras un accidente doméstico el pasado 25 de diciembre, no aprobó la propuesta del Legislativo de que el Estado debía disponer de defensores para los agentes de seguridad investigados por hechos ocurridos mientras cumplían servicio.

Del mismo modo, vetó la posibilidad de realización de audiencias entre presos y juez de garantías a través de videoconferencia.

Otro de sus vetos se relacionó con la modificación hecha por el Congreso sobre las sanciones aplicables a los funcionarios públicos en caso de enriquecimiento ilícito, por lo que se abre la posibilidad de que el Ministerio Público dirija un acuerdo civil de no enjuiciamiento sin consecuencia legales.

El presidente brasileño del mismo modo restableció la interceptación ambiental en la residencia de investigados y vetó la limitación del uso "de la prueba de captación ambiental solamente por la defensa" por no ser de "interés público".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios