miércoles, 4 de diciembre de 2019

Chile se queda sin bombas lacrimógenas y las encarga a Brasil

Chile se queda sin bombas lacrimógenas y las encarga a Brasil
Manifestantes chocan con la Policía antidisturbios durante una protesta contra el Gobierno en Santiago, Chile, 19 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)

En casi 50 días de represión de las protestas en Chile, Carabineros se queda sin stock de bombas lacrimógenas, por lo que ha hecho un pedido ‘express’ a Brasil.

La Dirección de Logística de Carabineros (policía militarizada) ha instruido a sus fuerzas especiales, a usar de forma racionalizada las bombas lacrimógenas durante las manifestaciones, que se registran desde el 18 de octubre en el país austral.

Carabineros, mediante un oficio al que ha tenido acceso el diario local La Tercera, informa a las prefecturas bajo su jurisdicción el detalle sobre el empleo óptimo para “no desperdiciar” las bombas adquiridas a la empresa brasileña Condor S.A/Brasil —que en su web destaca ser especialista en ‘tecnologías no letales’—.

En primer lugar habla de que “en el control de muchedumbres, para el uso de la munición de calibre 37 milímetros se debe contemplar la técnica de disparo siempre en forma angular, de parábola o indirecto, considerando que el cartucho lacrimógeno CS, necesita espacio y tiempo para expulsar la cápsula”.

Eso sí, agrega el texto, “no se debe efectuar disparos haciendo rebotar el proyectil para proyectarlo hacia la multitud, debido a que la dirección y velocidad será distinta a la deseada por el tirador” y se desperdiciaría.

No se debe efectuar disparos haciendo rebotar el proyectil para proyectarlo hacia la multitud, debido a que la dirección y velocidad será distinta a la deseada por el tirador”, se lee en un oficio de Carabineros en que se instruye sobre el óptimo uso de las bombas lacrimógenas para no desperdiciarlas. 

“Ceñirse conforme a instrucciones, cuando su utilización tienda en forma efectiva a la consecución del objetivo deseado, que no es otro que disolver manifestaciones que no sean pacíficas y a la gradualidad como protocolo sobre el uso de la fuerza”, reza el documento revelado por el rotativo chileno.

El agotamiento de las bombas lacrimógenas se explica en la decisión de Carabineros de suspender temporalmente el empleo de las escopetas antidisturbios por las denuncias de serios daños que han causado los perdigones a cientos de personas, muchas de ellas con lesiones oculares irreversibles.

Aunque, en las últimas semanas se han multiplicado las denuncias de heridos graves por el impacto directo de las bombas lacrimógenas.

Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional (AI) o Human Rights Watch (HRW) consideraron la represión protagonizada por los Carabineros la situación más preocupante para los derechos humanos durante las protestas.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios