sábado, 21 de diciembre de 2019

Declaran culpable a un asesino en serie que violó y mató a 3 mujeres tras el testimonio de una víctima que logró salvarse

Declaran culpable a un asesino en serie que violó y mató a 3 mujeres tras el testimonio de una víctima que logró salvarse
Essex county prosecutor's office

Todas las víctimas eran prostitutas. Tras mantener relaciones sexuales con ellas, Khalil Wheeler-Weaver les envolvía la cabeza con cinta adhesiva y las estrangulaba con una prenda de ropa.

El jurado del condado de Essex (Nueva Jersey, EE.UU.) consideró culpable a Khalil Wheeler-Weaver, de 23 años, acusado de haber violado y matado a tres mujeres, así como de un intento de asesinato, informa la prensa local.

Todas las víctimas eran prostitutas afroamericanas. La primera, Robin West, de 19 años, desapareció el 31 de agosto y fue encontrada muerta en septiembre en un edificio abandonado incendiado. La segunda, Joanne Brown, de 33 años, fue vista viva la última vez en octubre. Su cuerpo fue hallado en otra vivienda abandonada dos meses después. La tercera, Sarah Butler, de 20 años, murió a finales de noviembre y encontraron su cadáver ocultado bajo de hojas y ramas en una reserva forestal local diez días después.

Otra prostituta, identificada en la corte simplemente como T.T., dijo a la Policía que Wheeler-Weaver trató de violarla en su coche una semana antes del asesinato de la última víctima.

En todos los casos Wheeler-Weaver mantuvo relaciones sexuales con la víctima y después le envolvió la cara con cinta adhesiva y la estranguló con una un prenda de ropa. Según el fiscal adjunto del condado de Essex, Adam Wells, el asesino creía que por la baja condición social de esas mujeres la Policía no investigaría los casos seriamente.

"Las veía como algo menos que humanos, menos valiosas. [Creía] que tal vez no las buscarían", dijo Adams en octubre.

Tras ser declarado culpable, Wheeler-Weaver puede ser condenado a prisión perpetua.

Interés por los venenos y la Policía

Durante el proceso, los fiscales presentaron ante la corte más de un centenar de páginas de registros que evidencian que Wheeler-Weaver buscó a través de su celular instrucciones sobre cómo elaborar una droga a partir de productos químicos domésticos como la lejía y el amoniaco que fuera lo suficientemente potente como para matar a una persona.

Según se desprende de dichos registros, el asesino también buscó en Internet cómo eliminar los datos de un teléfono para que no puedan ser rastreados e incluso cómo convertirse en oficial de Policía, incluida una búsqueda sobre las pruebas de ingreso a una academia policial.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios