domingo, 15 de diciembre de 2019

EEUU ensaya un misil para atacar sistemas de defensa de Rusia

EEUU ensaya un misil para atacar sistemas de defensa de Rusia
EE.UU. realizó una prueba de vuelo de un prototipo del misil Precision Strike Missile (PrSM), de más de 500 km de alcance, 10 de diciembre de 2019.

EE.UU. probó un prototipo de un misil, de más de 500 km de alcance, dirigido contra los sistemas antiaéreos de Rusia, dice un alto militar estadounidense.

Conforme al general de brigada de EE.UU. John Rafferty, citado por el medio local Breaking Defense, la Fuerza Aérea estadounidense ha realizado una prueba de vuelo de un prototipo del Misil de Precisión de Ataque (PrSM, por sus siglas en inglés), capaz de alcanzar objetivos a más de 500 km de distancia.

Esta maniobra militar tenía como objetivo alcanzar varios sistemas de defensa antiaérea de Rusia, como pueden ser los S-300 o S-400, apuntó el general estadounidense, según recoge el medio norteamericano, a cuyo informe se ha referido este domingo la agencia rusa de noticias Sputnik.

Breaking Defense detalla que las pruebas se llevaron a cabo el pasado 10 de diciembre en el campo de entrenamiento White Sands, en el estado de Nuevo México, al tiempo que añade que el misil en cuestión cubrió una distancia de unos 240 km y alcanzó todos los objetivos marcados.

De acuerdo con Rafferty, en el escenario de guerra europeo, el nuevo misil se dirigirá principalmente a los sistemas de defensa antiaérea de Rusia; y en el océano Pacífico, contra los buques de guerra chinos.

El PrSM llega para reemplazar al sistema táctico operativo de los misiles balísticos superficie-superficie ATACMS, capaces de atacar objetivos terrestres o marítimos en un radio de 300 km.

El misil ocupará menos espacio en las lanzaderas que el ATACMS, lo que permitirá aumentar la cantidad de misiles cargados y el número de objetivos potencialmente afectados, señala el artículo estadounidense.

Este ensayo se suma a la ya conocida prueba de un misil balístico realizada por EE.UU. el jueves, la cual ha sido condenada por Rusia y China, países que consideran que este ensayo demuestra que la cancelación del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) por parte de Washington se produjo con una deliberación calculada por parte de los estadounidenses.

De hecho, el Tratado INF, firmado en 1987 por EE.UU. y la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), prohibía la fabricación y los ensayos de los misiles crucero y balísticos lanzados desde tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios