martes, 17 de diciembre de 2019

Ejército chino aumenta potencia militar con segundo portaviones

Ejército chino aumenta potencia militar con segundo portaviones

China puso en servicio el segundo de sus portaviones, el primero de fabricación 100 % nacional, en un contexto de rivalidad con EE.UU. en la zona del Pacífico.

El segundo portaviones chino, bautizado como Shandong, fue botado en una ceremonia que tuvo lugar este martes en una base naval de la isla de Hainan (sur), en presencia del presidente chino, Xi Jinping. El Shandong es el primer portaviones construido íntegramente en el país asiático y se suma al Liaoning, originalmente fabricado en Ucrania y que entró en servicio en 2012.

El lanzamiento del Shandong ha tenido lugar en un momento en el que China reclama, con mayor firmeza, sus pretensiones territoriales en el mar de la China Meridional y en un contexto de fuerte rivalidad con Washington en el Pacífico.

La construcción del Shandong comenzó en 2013 en los astilleros de Dalian y el casco del mismo fue lanzado en abril de 2017 con el nombre operativo de Tipo 001A. Desde entonces, ha estado siendo acondicionado para su entrada en servicio y en mayo de 2018 comenzó a salir al mar para realizar pruebas, ensayos que este año lo llevaron incluso a navegar por el estrecho de Taiwán.

El Ejército chino sigue así con el incremento de su potencial militar y es considerado la segunda fuerza militar mundial por detrás de EE.UU., país que cuenta con un presupuesto en defensa tres veces superior al de Pekín, que tiene 11 portaviones, pero supera a Rusia, Francia, La India y Reino Unido, que solo cuentan con un portaviones.

“Con este nuevo portaviones, China quiere estar en posición de asegurar una presencia visible, potente y duradera (…) Quiere proteger sus buques de mercancías, en particular los vitales suministros energéticos provenientes de Oriente Medio”, ha declarado James Goldrick, experto en fuerzas navales en Asia-Pacífico de la Universidad Nacional Australiana.

El mar de la China Meridional, conocido también como mar del Sur de China, ha sido siempre un tema candente entre ambas potencias. Pekín reclama gran parte de estas aguas como su territorio soberano, sin embargo, Washington, durante años y en diferentes ocasiones, ha enviado sus navíos a la zona. China considera este gesto una provocación y le ha pedido a EE.UU., en retiradas ocasiones, que evite “riesgos y posibles accidentes” o espere medidas de represalia.

 hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios