domingo, 1 de diciembre de 2019

El Gobierno de facto de Bolivia cree que México debería retirar el asilo al exminitro Quintana para juzgarlo por "terrorismo"

El Gobierno de facto de Bolivia cree que México debería retirar el asilo al exminitro Quintana para juzgarlo por "terrorismo"
Arturo Murillo durante una rueda de prensa en La Paz (Bolivia), el 18 de noviembre de 2019.Manuel Claure / Reuters

Arturo Murillo, un ministro del Gobierno de Jeanine Áñez, pidió a la Embajada mexicana que "no cobije a delincuentes", en referencia al que era ministro de la Presidencia boliviana. 

El ministro del Interior del Gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, cree que la Embajada de México en La Paz debería retirar el asilo político al exministro de la Presidencia del país andino, Juan Ramón Quintana, para que pueda ser juzgado por "sedición y terrorismo" bajo el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, según lo declaró en rueda de prensa este sábado, informa la agencia de noticias ABI.

"Claramente, lo que debería hacer la Embajada mexicana es dejarlo en la puerta para que nosotros lo subamos a nuestro carrito y lo llevemos a que proceda al juicio que le corresponde por sedición y terrorismo", espetó Murillo. Asimismo, el ministro de Áñez pidió a esa misión diplomática que "no cobije a delincuentes", recordando que las autoridades bolivianas no pueden entrar a ese edificio porque, legalmente, se considera territorio extranjero.

En la misma línea, Murillo aseguró que Quintana "prometió hacer un Vietnam en Bolivia y casi lo logró", precisando que solo lo evitó la Policía, el Ejército y "la fuerza de los bolivianos en la calle", incluyendo mujeres y niños.

El 22 de noviembre, el Ejecutivo de Áñez presentó ante la Fiscalía de La Paz una denuncia penal en contra de este exministro por los supuestos delitos de sedición y terrorismo. Quintana se halla refugiado en la Embajada de México, que le concedió asilo, a la espera de conseguir un permiso para abandonar el país. Sin embargo, la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Karen Longaric, ya adelantó que no se lo concederá.

Bolivia vive inmersa en una grave crisis política desde las elecciones del pasado 20 de octubre. Los resultados dieron por ganador a Evo Morales para un cuarto mandato consecutivo, pero la oposición denunció fraude. El Gobierno aceptó convocar nuevas elecciones, pero el jefe de las Fuerzas Armadas y el comandante general de la Policía pidieron al mandatario que dimitiera bajo el supuesto argumento de buscar la estabilización de la nación, después de lo cual Morales presentó su renuncia. Actualmente, se encuentra asilado en México.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios