viernes, 13 de diciembre de 2019

ONU, en alerta por "elevado número" de violaciones de DDHH en Chile

ONU, en alerta por "elevado número" de violaciones de DDHH en Chile
Un manifestante escapa de los gases lacrimógenos lanzados por carabineros de Chile durante las protestas en Santiago, la capital, 10 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) alza la voz por el elevado número de violaciones de derechos humanos que sufrieron civiles en las protestas en Chile.

Según el informe entregado este viernes por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) sobre la situación de los derechos humanos durante las protestas y estado de emergencia en Chile, se produjo un “elevado número” de abusos ante la inacción de las autoridades.

“De la información recopilada por la ACNUDH, hay razones fundadas para sostener que, a partir del 18 de octubre, se han producido un elevado número de violaciones graves a los derechos humanos”, apostilla el aludido documento que también constata casos de “violencia sexual” y “torturas” a detenidos.

El texto indica también que las fuerzas de seguridad chilenas utilizaron fuego real durante las movilizaciones, “en ausencia de todo riesgo para la vida de civiles o militares y contra personas que no estaban participando en actos de violencia”.

Además, denuncia que, pese al anuncio del 19 de noviembre del general director de la policía chilena, Mario Rozas, sobre la suspensión del uso de perdigones en todo el país, excepto en “situaciones en que exista un peligro de muerte para los efectivos policiales”, las fuerzas de seguridad usaron la “fuerza letal con armas de fuego” en dos situaciones en las que su uso no era inevitable para proteger la vida.

Las autoridades tenían información sobre el alcance de las lesiones desde el 22 de octubre, indica el texto, pero “no se tomaron medidas eficaces, expeditas y oportunas para poner fin al uso de armas menos letales”.

Las protestas en Chile, que ya cumplen 2 meses, comenzaron el 18 de octubre debido a la subida de las tarifas del metro en Santiago, pero luego se convirtieron en un estallido social que al unísono exigía la salida del mandatario chileno, Sebastián Piñera, y una nueva Constitución que cambie la redactada en la época dictatorial de Augusto Pinochet (1973-1990).

El Gobierno chileno reprimió las manifestaciones, siguiendo las directrices de la Constitución actual que facilita la militarización, la represión y la criminalización de la población civil.

Conforme a datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), la crisis social en Chile ha dejado al menos 24 fallecidos y 3449 personas heridas, de las cuales 1982 habrían recibido disparos de bala, balín, perdigones u objetos no identificados.

Piñera reconoció el 18 de noviembre los abusos y el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad, y se comprometió a penalizarlas.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios