domingo, 22 de diciembre de 2019

Oposición chilena pide dimisión de autoridades por represiones

Oposición chilena pide dimisión de autoridades por represiones
Los Carabineros chilenos lanzan gases lacrimógenos contra los manifestantes en Santiago, la capital, 21 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)

La oposición chilena insta al intendente metropolitano de Santiago y el jefe de Carabineros a renunciar por reprimir a los manifestantes en la capital de Chile.

“A juicio mío, el intendente tiene que renunciar, no hay otra opción; tiene que dar un paso al costado. No concibo una autoridad con ese nivel de reacción emocional y mental. No lo concibo como autoridad a cargo de una zona tan importante como la región metropolitana. La responsabilidad debe ser ejercida”, ha dicho este domingo el portavoz del grupo parlamentario de Democracia Cristiana, Gabriel Ascencio.

Tras tachar de “entradamente graves e inauditos” los sucesos del viernes, incluido el brutal atropello de un joven por carros blindados, ha pedido que Felipe Guevara “dé un paso al costado y renuncie”.

El joven de 20 años, identificado como Óscar Pérez, fue aprisionado durante una manifestación por dos carros lanzagases, lo que le provocó una fractura de pelvis que le mantiene todavía hospitalizado.

A su vez, el Partido Socialista exigió en una declaración, publicada en la tarde del sábado, la renuncia del general director de Carabineros, Mario Rozas, y condenó la represión de Pérez.

“El (director general de Carabineros) general Mario Rozas tiene directa responsabilidad en estos hechos condenables y, por tanto, su permanencia en el cargo se hace insostenible, tal como lo venimos diciendo desde hace semanas”, subrayó el Partido Socialista.

Además, se han sumado a las críticas otros partidos opositores como Revolución Democrática o el Partido Comunista de Chile.

Las protestas en Chile, que ya cumplen más de 2 meses, comenzaron el 17 de octubre debido a la subida de las tarifas del metro en Santiago, pero luego se convirtieron en un estallido social que al unísono exigía la salida del mandatario chileno, Sebastián Piñera, y una nueva Constitución que cambie la redactada en la época dictatorial de Augusto Pinochet (1973-1990).

El Gobierno chileno reprimió las manifestaciones, siguiendo las directrices de la Constitución actual que facilita la militarización, la represión y la criminalización de la población civil.

Conforme a datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), la crisis social en Chile ha dejado al menos 26 fallecidos, más de 3400 personas heridas, y más de 8800 detenidas.

Piñera reconoció el 18 de noviembre los abusos y el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad, y se comprometió a penalizarlas.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios