martes, 10 de diciembre de 2019

Se revela extraña relación entre Ivanka Trump y exespía británico

Se revela extraña relación entre Ivanka Trump y exespía británico
Ivanka, hija del presidente de EE.UU., y el exespía británico Christopher Steele.

Se revela que el exespía británico que hizo un informe sobre la relación de Trump con Rusia era, de hecho, un amigo personal de Ivanka, la hija del presidente.

Christopher Steele, exagente del servicio de espionaje británico MI6 e informante del Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés) en la pesquisa que se llevó a cabo para discernir si Rusia había participado, de alguna forma, en las elecciones presidenciales de 2016 a favor del actual mandatario estadounidense, Donald Trump, mantuvo una “prolongada” amistad con Ivanka Trump.

Esta información ha salido a la luz después de que el Departamento de Justicia de EE.UU. presentara el lunes un reporte en el que se detalla la “extensa” relación de amistad que el exagente del MI6 habría mantenido con un miembro de la familia de Trump, aunque no se especificó si dicho integrante era o no la hija del presidente norteamericano.

En uno de los puntos del referido informe, el exagente británico dice que las acusaciones de que estaba en contra de Trump desde el comienzo de su investigación sobre la campaña presidencial eran “ridículas”, mientras que reconoció que estaba “predispuesto favorablemente”, pues “había mantenido una relación de amistad” con un miembro de la familia durante “algunos años”.

Una fuente familiarizada con los hechos indicó que Ivanka sería el miembro de la familia no identificado mencionado en el reporte; Steele estuvo en contacto con la hija de Trump de 2007 a 2015.

En 2013, la empresa de Steele fue contratada por el FBI para cubrir los asuntos de Rusia y Ucrania y, en 2016, el exagente recibió un encargo: destapar los más íntimos secretos de las relaciones del Kremlin con Trump. El FBI utilizó ese trabajo de Steele como parte de su investigación sobre la trama rusa, un asunto que Moscú desmintió.

Las actividades de Steele contra el mandatario estadounidense fueron vistas en algunos círculos como un posible complot de la Inteligencia británica para descarrilar su mandato.

Las últimas revelaciones sobre la amistad de Steele con Ivanka ponen de relieve hasta qué punto los servicios de inteligencia británicos, aunque de manera no oficial, estuvieron monitoreando a la familia de Trump mucho antes de que se convirtiera en presidente.

Ante este descubrimiento, la Casa Blanca declinó hacer comentarios, mientras que Steele también se negó a responder a un correo electrónico en el que se le solicitaba que se pronunciara al respecto.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios