lunes, 2 de diciembre de 2019

Taiwán desafía a China invitando a expertos militares de EEUU

Taiwán desafía a China invitando a expertos militares de EEUU
Una fragata clase Perry de Taiwán durante los ejercicios militares Han Kuang.

Pese a las advertencias de China, Taiwán planea aumentar sus cooperaciones con EE.UU. a fin de recabar asesoramiento para reforzar la defensa militar de la isla.

El Ministerio de Defensa de Taiwán ha anunciado este lunes que tiene previsto usar el “modelo de contrato de compra de armas” con la intención de invitar a expertos militares de EE.UU. a fin de que coadyuven en el aumento de la capacidad defensiva de la isla.

“Se espera utilizar la experiencia práctica del Ejército estadounidense como referencia para la construcción de las Fuerzas Armadas Nacionales y realizar los preparativos ante una eventual guerra”, ha explicado la Cartera taiwanesa.

Asimismo, ha alegado que esta iniciativa reforzará el intercambio militar entre Taipéi y Washington y profundizará la asociación de seguridad entre las dos partes, además de “garantizar la paz y la estabilidad de la región”.

El Gobierno de EE.UU. es el principal proveedor de armas de Taiwán. China considera esta isla como una de sus provincias, empero, rompió los lazos bilaterales después de que el Partido Progresista Democrático, liderado por Tsai Ing Wen y de tendencia independentista, ganara las elecciones de 2016.

Se espera utilizar la experiencia práctica del Ejército estadounidense como referencia para la construcción de las Fuerzas Armadas Nacionales y realizar los preparativos ante una eventual guerra”, ha explicado el Ministerio de Defensa de Taiwán.

En paralelo, este mismo lunes, el Gobierno de China ha informado que suspendería las visitas de la Marina estadounidense, así como de varias de oenegés a Hong Kong, en respuesta a una ley aprobada por Washington para apoyar las manifestaciones en el territorio semiautónomo chino.

La llamada “Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong”, ya aprobada por el Congreso de EE.UU., pide al Departamento de Estado estadounidense certificar al menos una vez al año la autonomía de Hong Kong y tratar a la región de manera diferente al continente en el comercio y otras aéreas.

La medida provocó la ira de Pekín que, de hecho, condena los contactos entre las autoridades de EE.UU. y los líderes de las manifestaciones violentas en Hong Kong y exige a Washington actuar conforme a la ley.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios