lunes, 23 de diciembre de 2019

Una mujer demanda a un hospital por negarse a congelar sus óvulos por ser soltera

Una mujer demanda a un hospital por negarse a congelar sus óvulos por ser soltera
Teresa Xu sale de la Corte Popular de Chaoyang, en Pekín, el 23 de diciembre de 2019.Florence Lo / Reuters

La damnificada, de 31 años, pretende postergar su maternidad para centrarse en su carrera profesional. 

Una mujer presentó una demanda contra un hospital de Pekín (China) luego de que le rechazaran un procedimiento para congelar sus óvulos debido a que no está casada.

Teresa Xu, de 31 años, acudió este lunes 23 de diciembre a la Corte Popular de Chaoyang, en la capital china, para demandar al Hospital de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Médica Capital por el hecho ocurrido en noviembre de 2018, cuando intentó someterse al tratamiento para poder centrarse en su carrera como escritora en cuestiones de género.

Sin embargo, ser soltera se convirtió en un obstáculo, ya que el congelamiento de óvulos solamente está autorizado en China para mujeres casadas, que incluso deben presentar su registro de matrimonio, detalló la agencia Reuters.

Por ese motivo, cuando el médico le preguntó su estado civil, le recomendó que quedara embarazada. En la segunda visita, el doctor le dijo que no podía continuar con las consultas.

"Vine por un servicio profesional, pero en cambio encontré a alguien que me urgía a dejar de lado mi trabajo para tener un hijo primero. Ya he recibido mucha de esta presión en esta sociedad, en esta cultura", dijo Xu, antes de analizar las dificultades que enfrentan las mujeres no casadas que trabajan para conseguir su independencia económica: "Se trata de una cuestión sistémica. El sistema ha traído esta difícil posición para las mujeres solteras".

Opciones descartadas


Para cumplir su propósito, Xu pudo haber recurrido a un tratamiento de manera ilegal, ya que, según contó, en la puerta del baño del hospital había varios anuncios de ese tipo. Sin embargo, rechazó recurrir a esa opción.

Ante la imposibilidad de avanzar con el procedimiento en su país, consultó sobre el costo de la práctica en el exterior, aunque lo desechó por su alto precio. Según Reuters, un congelamiento de óvulos cuesta en Tailandia unos 14.000 dólares y en EE.UU., el doble.

Pese a las dificultades, Xu siente que haber llegado a la instancia judicial ya "es una especie de victoria", afirmando que su paso por la corte lleva "el peso de las expectativas de muchas otras mujeres solteras".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios