martes, 7 de enero de 2020

Alemania retira parte de sus fuerzas militares de Irak

Alemania retira parte de sus fuerzas militares de Irak
Fuerzas alemanas desplegadas en Irak.

​​​​​​​Como primera réplica al asesinato del teniente general Soleimani, Alemania reduce de forma temporal sus tropas en Irak, anuncia el Gobierno alemán.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, y la ministra de Defensa del país europeo, Annegret Kramp-Karrenbauer, han comunicado la decisión de Berlín de “reducir de forma temporal” el contingente militar que tiene Alemania destacado en Irak, de unos 130 a 100 efectivos, y estacionarlos en Jordania y Kuwait, según ha recogido este martes el medio local Deutsche Welle.

Esta disminución, de acuerdo con la fuente, se produjo la noche del lunes en las bases alemanas instaladas en la ciudad de Bagdad (capital iraquí) y el distrito rural de Taji (norte), por ciertas “preocupaciones de seguridad”.

La decisión fue adoptada después de que el Parlamento iraquí aprobara, el domingo, una resolución pidiendo al Gobierno que cancelara la solicitud de asistencia de EE.UU. y que pusiera fin a la presencia extranjera en el país árabe.

Al respecto, Maas ha señalado que “naturalmente respetaremos cualquier decisión soberana del Gobierno iraquí. Estamos dispuestos a proseguir nuestra probada asistencia en un marco coordinado internacionalmente, siempre y cuando lo quiera Irak y la situación lo permita”.
EEUU, decepcionado por decisión de Irak de expulsar sus fuerzas

El Gobierno alemán ha anunciado, asimismo, que la reducción de su contingente militar en Irak fue ordenada por el comando conjunto dirigido por la coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU.

Tras el aumento de las tensiones en la región del oeste de Asia, Eslovaquia también ha anunciado la salida temporal de siete de sus soldados de Irak, los cuales forman parte de una misión de entrenamiento de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

EE.UU. asesinó la madrugada del viernes al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, en un bombardeo contra el Aeropuerto Internacional Muhamad Alaa en Bagdad.

El homicidio, ordenado directamente por el presidente de EE.UU., Donald Trump, fue la gota que colmó el vaso y ha acelerado el proceso de salida de las fuerzas estadounidenses de Irak, que había comenzado el 30 de diciembre, cuando EE.UU. bombardeó varias posiciones del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataeb Hezbolá, que forma parte de las Al-Hashad Al-Shabi, en el distrito de Al-Qaim, en la provincia de Al-Anbar (oeste).

Las fuerzas populares aseguraron un día después, el 31 de diciembre, que “el cobarde ataque” de EE.UU. contra sus posiciones jugaría en su contra, ya que allanaría el camino para el fin de la presencia estadounidense en su país.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, dejó en claro, a su vez, el sábado, que ajustarán cuentas el día en el que EE.UU. se retire por completo y para siempre de la región, tal y como deseaba el alto estratega iraní asesinado.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios