miércoles, 8 de enero de 2020

EE.UU. sospecha que Irán atacó zonas desplobladas a propósito para rebajar la escalada de tensión

EE.UU. sospecha que Irán atacó zonas desplobladas a propósito para rebajar la escalada de tensión
Grafiti con la bandera iraní tachada en un muro de la plaza Tahrir de Bagdad (Irak), el 8 de enero de 2020.Nasser Nasser / AP

Funcionarios estadounidense familiarizados con el asunto expresaron la idea bajo condición de anonimato a Bloomberg. 

EE.UU. sospecha que este miércoles Irán atacó zonas despobladas de Irak de forma intencionada con el objetivo de rebajar la escalada de tensión en Oriente Medio tras el asesinato del general iraní Qassem Soleimani a manos del Pentágono, según lo declararon funcionarios estadounidenses familiarizados con el asunto que hablaron con Bloomberg bajo condición de anonimato.

El funcionario sostiene que, tras analizar el Pentágono la situación, Washington cree que Teherán podría haber apuntado de manera deliberada hacia zonas despobladas cerca de la base aérea de Al Asad, ya que los misiles golpearon áreas arenosas. De confirmarse la ausencia de bajas estadounidense, ello podría disminuir la escalada de tensión creciente, opina el medio.

Tensión en Oriente Medio


La situación en la región se ha vuelto explosiva desde que el pasado jueves un ataque aéreo lanzado por el Pentágono en Bagdad acabara con la vida de 12 personas, entre ellas Soleimani y el líder de Kataib Hezbolá y de las Fuerzas de Movilización Popular, Abu Mahdi al Muhandis.

La madrugada de este miércoles Irán atacó con 22 misiles balísticos dos bases aéreas iraquíes que albergan tropas estadounidenses, en respuesta al asesinato de Soleimani. La Guardia Revolucionaria iraní indicó que la Operación Mártir Soleimani tuvo como objetivo "la base de las fuerzas terroristas e invasoras de EE.UU.".

Asimismo, amenazó con atacar a los aliados de Washington en la región, particularmente Kuwait, Baréin, Arabia Saudita, Jordania e Israel, si EE.UU. emprende alguna acción agresiva.

Varios medios iraníes indicaron que unas 80 personas habrían muerto tras estos ataques, mientras los equipos militares de EE.UU. resultaron "severamente dañados". También indicaron que Teherán tiene listos otros 100 objetivos si Washington decide tomar alguna medida de represalia.

Tras los ataques, el presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó: "¡Todo está bien!", al tiempo que anunció que se evalúan los daños ocasionados por los ataques. "¡Tenemos el Ejército más poderoso y mejor equipado del mundo!", alardeó el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter. Por su parte, Alemania, Dinamarca y Noruega afirmaron que ninguno de sus soldados en Irak ha muerto o resultado herido.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios