jueves, 9 de enero de 2020

Irán atacó las bases en Irak pese al fuerte monitoreo de EEUU

Irán atacó las bases en Irak pese al fuerte monitoreo de EEUU
El comandante de la División Aeroespacial del CGRI de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade.

Un comandante persa afirma que los misiles iraníes lograron golpear las bases de EE.UU. en Irak mientras unos doce aviones estadounidenses monitoreaban la zona.

“Irán atacó las bases estadounidenses en Irak, pese a que el Ejército de EE.UU. se había puesto en alerta máxima (…) Unos 12 aviones, incluidos siete no tripulados (drones) tipo MQ-1, estaban realizando misiones de reconocimiento en las regiones adyacentes de la base Ain al-Asad”, ubicada en la provincia de Al-Anbar, en el oeste de Irak, ha dado a conocer este jueves el comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade.

El mando castrense agrega que “después de la represalia estábamos esperando una reacción de EE.UU., por eso, las unidades militares de Irán estaban preparadas para una guerra limitada o generalizada con EE.UU.”, dos escenarios que no ocurrieron.

Con estas declaraciones, el militar persa se ha referido al ataque de ayer miércoles de la División Aeroespacial del CGRI con misiles tierra-tierra contra la base Ain al-Asad, ocupada por las tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003, y una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, también en poder de los norteamericanos.

La operación militar iraní se produjo después de que EE.UU. asesinara la madrugada del viernes al teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del CGRI, y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y varios de sus compañeros, cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad (capital iraquí).

El general de brigada Hayizade también ha resaltado que Estados Unidos había puesto en estado de máxima alerta sus sistemas antiaéreos, esos aparatos, de los que se jacta mucho Washington, pero que no lograron interceptar ni un solo misil iraní.

El ataque del CGRI, que causó decenas de muertos en las filas de los estadounidenses, obligó al presidente de EE.UU., Donald Trump, a dar marcha atrás a sus amenazas militares contra Irán, que había lanzado días antes, cuando hablaba de atacar 52 objetivos iraníes de gran importancia, entre ellos de índole cultural.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, enfatizó el miércoles que el ataque a bases de EE.UU. en Irak solo fue una bofetada y no la venganza que merece la sangre derramada de Soleimani.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios