jueves, 16 de enero de 2020

Los pilotos del vuelo de Los Ángeles aseguraron que no arrojarían combustible pero minutos después lo vertieron sobre varias escuelas

Avión de Delta Airlines arrojando combustible sobre Los Ángeles (EE.UU.) antes de su aterrizaje de emergencia, el 14 de enero de 2020.Matt Hartman / AP

Un audio reveló que desde la torre de control se les preguntó en dos oportunidades a los pilotos si necesitaban deshacerse del exceso de combustible, a lo que respondieron: "Negativo".

La tripulación del vuelo 89 de Delta Airlines con destino a Shanghái (China) que este 14 de enero arrojó combustible sobre varias escuelas de Los Ángeles (EE.UU.) aseguró a los controladores de tráfico aéreo minutos antes de los hechos que no llevaría a cabo ese procedimiento.

Un audio dado a conocer por Los Angeles Times reveló que desde la torre de control del aeropuerto de la ciudad californiana se les preguntó en dos oportunidades a los pilotos si necesitaban deshacerse del exceso de combustible antes de su aterrizaje de emergencia, ocurrido 25 minutos después del despegue.

En la conversación el controlador quiere saber si el avión regresará al aeropuerto "de inmediato" o esperará para "quemar combustible". Desde la cabina responden que todo está "bajo control" y que reducirán la velocidad, se mantendrán alejados del terreno y regresarán al aeropuerto. Desde tierra insisten para estar seguros y preguntan de nuevo: "Bien, ¿entonces no tienen que aguantar para descargar combustible o algo así?", a lo que el piloto responde: "Negativo".

A pesar es ello, menos de 20 minutos después, el avión —que volaba a unos 2.300 pies (700 metros)— arrojó el líquido sobre un área poblada, viéndose particularmente afectada una escuela de la localidad de Cudahy, donde el vertido de combustible dejó afectados a 20 niños y 11 adultos. En total 60 personas tuvieron que recibir ayuda.



En este orden de ideas, aún no queda claro por qué la tripulación decidió librarse del combustible sin notificarlo al control de tráfico. Los reguladores federales han dicho que debería haber ser vertido sobre un sector despoblado y desde mayor altura para garantizar que se atomizara y se dispersara antes de llegar al suelo.

Delta Airlines argumentó en una declaración que la maniobra era necesaria como parte del procedimiento normal "para alcanzar un peso de aterrizaje seguro". Asimismo, señaló que "13 equipos de limpieza" fueron destinados para ayudar a las autoridades locales a descontaminar las áreas afectadas alrededor de las escuelas, cita Reuters.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios