domingo, 12 de enero de 2020

Nuevo desafío de EEUU: Pentágono no pudo detener misiles de Irán

Nuevo desafío de EEUU: Pentágono no pudo detener misiles de Irán
Irán ataca con misiles bases de EE.UU. en Irak, 8 de enero de 2020.

A pesar del grueso de fuerzas y equipos militares, el Ejército estadounidense no tuvo la capacidad para repeler un ataque con misiles de Irán.

El diario estadounidense The Washington Post lo pone de relieve en un artículo publicado el sábado en el que aborda varias dimensiones de la ineficiencia de las Fuerzas Armadas norteamericanas en repeler los ataques en situaciones reales.

La madrugada del miércoles, Irán atacó con misiles tierra-tierra la base aérea estadounidense Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, y también una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, en represalia por el atentado de EE.UU. en Bagdad (capital iraquí), por el que cayó mártir el teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, entre otros militares.

Según el aludido medio, durante más de una hora, se apuntaron los misiles que al detonar causaron explosiones en el cielo nocturno. No estaba claro cuándo se detendrían o qué impactarían, agrega.

“El ataque representó un desafío continuo para el Pentágono: a pesar de todas sus fuerzas, el Ejército de EE.UU. tenía poca capacidad para detener un ataque con misiles una vez en marcha”, enfatiza, agregando que eso se produjo mientras Washington ya estaba en alerta por amenazas de represalia lanzadas desde Teherán.

De acuerdo a la fuente, los desafíos incluyen el gran volumen del arsenal de misiles de Irán, que se cree ascienden a más de 2000, junto con la escasa cantidad de opciones de defensa antimisiles del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono).

A continuación, el medio cita las afirmaciones de un oficial militar estadounidense, quien bajo condición de anonimato dijo que un misil balístico es “obviamente una amenaza significativa para cualquiera”. Frente a uno de estos “te conviertes en un objetivo pequeño”, aseveró.

Por otro lado, señala que las mejores armas de defensa antimisiles que pudieron haber ayudado —Patriot y THAAD (sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud)— no estaban en posición en ninguna de las bases atacadas por Irán. Washington tiene 15 unidades Patriot, cuatro de las cuales están desplegadas permanentemente en Europa y Asia, para proteger los intereses de EE.UU. ante posibles ataques de Rusia y Corea del Norte.

Con un número tan limitado de sistemas en el arsenal de EE.UU., el Pentágono evaluó el otoño pasado que el mejor lugar para colocar armas de defensa antimisiles adicionales en el Oriente Medio es Arabia Saudí, que se ha enfrentado a ataques de represalia de las fuerzas yemeníes, dijeron dos altos funcionarios de defensa.

Una imagen satelital muestra parte de la destrucción causada por el ataque con misiles de Irán a la base aérea Ain Al-Asad, sita en el oeste de Irak, y ocupada por las tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003.

Añade que los funcionarios estadounidenses creyeron durante meses que era poco probable que Irán lanzara misiles contra los estadounidenses en Irak, considerando las relaciones diplomáticas Bagdad-Teherán. Sin embargo, eso fue antes de que EE.UU. asesinara al comandante persa.

Sin una defensa antimisiles disponible, prosigue, los comandantes estadounidenses en Irak solo confiaron en una mezcla de inteligencia para preparar y opciones prácticas en el terreno, incluida la retirada de algunos miembros del servicio de la base Ain Al-Asad y la dispersión de aquellos que permanecían bajo refugios endurecidos muy separados para que sea más difícil matar un gran número de tropas.

Después de esta operación de represalia, que causó grandes bajas, el presidente de EE.UU., Donald Trump, retiró todas sus anteriores amenazas militares contra el país persa. Este cambio de postura tuvo lugar después de que las autoridades iraníes alertaran de que se pondría “en marcha otros escenarios más potentes” ante cualquier nueva “estupidez” de Washington y atacaría no solo todas sus bases en la región, sino también acabaría con la ubicación geográfica del régimen israelí.

A este respecto, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri, afirmó el miércoles que “la orgullosa operación de la madrugada representa solo parte del poderío de las Fuerzas Armadas de la República Islámica.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios