miércoles, 15 de enero de 2020

Trump admite que busca saquear crudo de Irak como lo hizo en Siria

Trump admite que busca saquear crudo de Irak como lo hizo en Siria
El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla durante un discurso de campaña en la ciudad de Milwaukee (Wisconsin), 14 de enero de 2020. (Foto: AFP)

El presidente de Estados Unidos reconoce abiertamente que quiere mantener sus tropas en Irak para controlar el petróleo tal y como lo ha hecho con Siria.

“La gente me pregunta, ¿por qué permaneces en Siria? Porque estoy controlando el petróleo”, indicó el martes Donald Trump durante un discurso de campaña electoral en la ciudad de Milwaukee, en el estado norteño de Wisconsin.

El mandatario norteamericano agregó que esto es “francamente” lo mismo que “deberíamos haber hecho en Irak”.

En este sentido, Trump explicó también que al tener “el petróleo realmente asegurado”, EE.UU. puede utilizar estos recursos para sus intereses como ayudar a sus “amigos kurdos”.

Pese al preliminar anuncio de la retirada de la totalidad de las fuerzas norteamericanas del norte sirio, Trump anunció en octubre su decisión de mantener un número de sus tropas en el este de Siria cerca de los yacimientos petroleros so pretexto de “protegerlos”. Incluso el Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) anunció que enviará fuerzas adicionales al este de Siria con este objetivo.

Trump ha anunciado abiertamente que su país “tiene el pleno control” de los yacimientos petroleros de Siria, y que las fuerzas estadounidenses han asumido el control de los campos petrolíferos localizados en el norte de Siria, en una medida percibida negativamente por todos los habitantes del país árabe.

Desde entonces, Damasco sigue condenando el robo de su petróleo a la sombra del silencio del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Otros países como Rusia e Irán también han levantado la voz contra el saqueo del crudo sirio, del que gana Washington 30 millones de dólares al mes, según ha revelado el Ministerio de Defensa ruso.

Las declaraciones del martes de Trump se producen después de que el Parlamento de Irak aprobara el 5 de enero una resolución para poner fin a la presencia de las fuerzas norteamericanas en suelo iraquí, lo cual ha hecho sonar las alarmas para una posible expulsión de sus tropas de este país rico en petróleo.

Estados Unidos, no obstante, se niega a abandonar el país que, además de grandes cantidades de recursos naturales, es geográficamente importante. El presidente estadounidense amenazó incluso con imponer sanciones “sin precedentes” a Irak y avisó que sus tropas no se irán de allí a menos que Bagdad les pague por hacerlo.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios