martes, 18 de febrero de 2020

California debate disculparse con los descendientes de japoneses internados en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial

California debate disculparse con los descendientes de japoneses internados en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial
Les Ouchida muestra una foto de 1943 en la que aparece junto a sus hermanos en el campamento de Jerome, Arkansas, EE.UU.Rich Pedroncelli / AP

El órgano legislativo estatal votará una resolución de rechazo al envío de decenas de miles de ciudadanos de origen nipón a diferentes campos diseminados por el país norteamericano.

La Legislatura Estatal de California debatirá un pedido formal de perdón dirigido a los descendientes de japoneses que tras el ataque a la base de Pearl Harbor durante la Segunda Guerra Mundial fueron forzados a abandonar sus hogares y confinados en distintos campos de concentración en EE.UU.

La sesión será este jueves 20 de febrero, un día después del aniversario de la orden ejecutiva 9066 de 1942, firmada por el entonces presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, que afectó a unas 120.000 personas que vivían en los estados de California, Oregón y Washington, publica AP.

Uno de los impulsores de la iniciativa es el legislador demócrata Al Muratsuchi, quien lamentó que California, donde se hallaban dos de esos complejos, liderara "el movimiento racista anti japonés-estadounidense".

"Quiero que la Legislatura de California reconozca y se disculpe oficialmente mientras estos sobrevivientes de los campos aún estén con vida", declaró.

Por eso, la resolución, que no establece ninguna compensación, será tratada este jueves en coincidencia con el denominado Día del Recuerdo.

Detenciones por "prejuicio racial"


Esta no será la primera vez que el tema del confinamiento de los descendientes de japoneses sea debatido en el país norteamericano. En 1983, una comisión del Congreso concluyó que las detenciones masivas fueron el resultado del "prejuicio racial, la histeria de la guerra y el fracaso de los líderes políticos". Cinco años más tarde, la Casa Blanca se disculpó formalmente y pagó a las víctimas una reparación de 20.000 dólares.

"Teníamos los nombres y los rostros equivocados", reflexionó Les Ouchida, de 82 años, quien tenía cinco cuando fue llevado junto a su hermano y sus padres a un campo de internamiento en Fresno, California, aunque tres meses después los derivaron a Jerome, Arkansas. Allí permanecieron hasta que fueron liberados poco antes de que el último predio fuese cerrado en 1946.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios