miércoles, 5 de febrero de 2020

Trump pronuncia discurso del Estado de la Unión con fines electorales

Trump pronuncia discurso del Estado de la Unión con fines electorales
Trump no hizo referencia al proceso de juicio político en su contra por parte del Senado. | Foto: Reuters

Durante el discurso del Estado de la Unión habló de su política antimigratoria con la deportación masiva de migrantes y el muro fronterizo con México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump presentó este martes el que podría ser su último discurso del Estado de la Unión que se hace anual ante el Congreso.

Como se tenía esperado, el discurso estuvo cargado de frases nacionalistas y populistas en donde alardeó de sus promesas "cumplidas" durante su administración.

Analistas destacaron que el reciente discurso de Trump cumplía el objetivo de mostrarlo como el mejor candidato para obtener la nominación republicana. Por ello, el discurso estuvo dirigido al sector de la población que le es afín.

En el discurso, Trump no hizo referencia al proceso de destitución (impeachment) que se podría decidir este miércoles con la absolución gracias a la mayoría republicana en el Senado.

A su llegada al Capitolio, Trump evitó darle la mano a la demócrata Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, quien rompió en pedazos su copia del discurso sobre el Estado de la Unión apenas el mandatario terminó de hablar.


En su mensaje anual, el mandatario alegó que en los últimos tres años ha ayudado a realizar el "gran regreso estadounidense". Además, se comprometió a proteger la Seguridad Social y advirtió sobre las propuestas políticas del Partido Demócrata.

Durante el discurso del Estado de la Unión habló de su política antimigratoria con la deportación masiva de inmigrantes y el muro fronterizo con México. También condenó la postura de las ciudades refugios que dan protección a los inmigrantes.

Como parte de su discurso antimigratorio, Trump señaló la detención de al menos 120 migrantes criminales a quienes acusó de haber cometidos asesinatos y todo tipo de crímenes.

Senadores demócratas rechazaron las palabras de Trump acusándolo de atizar el odio contra los latinos.

Justificando su política injerencista contra la estabilidad, soberanía y autodeterminación de los pueblos latinoamericanos, Trump insistió que su administración está liderando la libertad, "estamos apoyando la esperanza de los cubanos, nicaragüenses y venezolanos para que restauren la democracia", añadió.


No obstante, eludió el ilegal bloqueo económico, financiero y comercial que impone sobre Venezuela y la agudización del mismo contra Cuba.

"Maduro es un gobernante ilegítimo, un tirano que brutaliza a su pueblo. Pero el dominio de la tiranía de Maduro será aplastado y roto", dijo Trump.

Trump también se refirió a la guerra contra el terrorismo, su política contra Irán y el llamado acuerdo del siglo que busca afianzar la posición de Israel frente a Palestina e intensificar su presencia en el medio oriente.

Trump declaró que EE.UU. trabaja para terminar sus acciones militares en Oriente Medio y retirar sus tropas de la región.

"Debido a nuestras poderosas sanciones, a la economía iraní le está yendo muy mal. Podemos ayudarlos en un período corto de tiempo, pero tal vez estén demasiado orgullosos o sean demasiado tontos para pedir esa ayuda. Estamos aquí. Veamos qué camino eligen. Depende totalmente de ellos", aseguró el presidente.

Por último hay que destacar que el Estado de la Unión estuvo cargado de un lenguaje nacionalista, populista con el objeto de recuperar la base electoral que lo llevó a la Casa Blanca.

La última encuesta de Gallup le otorga un 49 por ciento de opiniones favorables, su mayor puntaje desde que llegó a la Oficina Oval en enero de 2017.

telesurtv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios