viernes, 13 de marzo de 2020

EEUU admite tras 2 meses: ataque de Irán dejó más de 100 heridos

EEUU admite tras 2 meses: ataque de Irán dejó más de 100 heridos
Kenneth F. McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés).

El Centcom de EE.UU. reconoce que más de 100 militares han sido diagnosticados con lesión cerebral traumática a raíz del ataque iraní a la base Ain Al-Asad.

En declaraciones ofrecidas el jueves ante el Congreso estadounidense, el general Kenneth F. McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés), admitió, por primera vez, que más de 100 miembros del servicio estadounidense han sufrido lesiones cerebrales como consecuencia del ataque de Irán a Ain Al-Asad.

En represalia por el asesinato, a manos de Washington, del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani, Irán lanzó el pasado 8 de enero ataques con misiles contra la base Ain Al-Asad en Irak que alberga a las tropas de EE.UU.

Horas después de la operación de represalia de Irán contra dicha base ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, donde están desplegadas las fuerzas norteamericanas, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que sus tropas estaban muy bien.

Ante tal coyuntura y en respuesta a la pregunta de uno de los senadores estadounidenses sobre la falta de trasparencia del Centcom y la Casa Blanca en torno a los heridos de la ofensiva iraní, McKenzie se defendió afirmando que “eso fue lo que pensamos en las horas inmediatas después del ataque”.

“No era evidente para nosotros que hubo lesiones por conmoción cerebral (…) Como usted sabe senador, eso no es una lesión como un brazo roto o una pierna rota que se puede diagnosticar de inmediato”, ha justificado el general estadounidense.

El 16 de enero, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) afirmó que 11 soldados fueron diagnosticados con una lesión cerebral traumática. La cifra se elevó después a “un mayor número de soldados heridos”, luego a 34, 50 y 64, hasta que el pasado febrero, los oficiales norteamericanos subieron esta cifra a 110.

Las autoridades persas aseveran que el ataque de Irán a Ain Al-Asad puso de manifiesto la alta vulnerabilidad de sistemas de defensa estadounidenses, pues, con todo su poderío militar EE.UU. no pudo evitar que los misiles golpeen su base, recalcan.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios