martes, 24 de marzo de 2020

EEUU, obligado a pedir ayuda exterior ante crisis de coronavirus

EEUU, obligado a pedir ayuda exterior ante crisis de coronavirus
Una empleada del Departamento de Salud de EE.UU. capacita a soldados de la Guardia Nacional del Ejército, Nueva Rochelle, 14 de marzo de 2020.

Ante las deficiencias del sistema médico de EE.UU. en su lucha contra el COVID-19, el país ha lanzado una campaña diplomática en la que pide ayuda del exterior.

La revista estadounidense Foreign Policy publicó el lunes una nota en la que informó que el Departamento de Estado de EE.UU. ha dado instrucciones a sus principales diplomáticos para que insten a los gobiernos de Europa del Este y Eurasia a que contribuyan a cubrir las deficiencias sanitarias de EE.UU. mediante la exportación de “suministros y equipos médicos críticos” que pueden salvar vidas.

“Dependiendo de las necesidades críticas, EE.UU. podría tratar de adquirir muchos de estos artículos (...) con la compra de equipos como los respiradores”, citó el medio al mencionar un correo electrónico filtrado de David Hale, vicesecretario estadounidense de Estado para Asuntos Políticos.

Esa supuesta solicitud a los países europeos contradice las afirmaciones anteriores del presidente estadounidense, Donald Trump, quien en varias ocasiones ha asegurado poder manejar la crisis que afronta EE.UU. en sus esfuerzos por contener el nuevo coronavirus, denominado COVID-19.

En su día, el inquilino de la Casa Blanca había dicho que EE.UU. “cuenta con muchas compañías que fabrican cantidades de productos” necesarios para superar la pandemia, una crisis que hasta el momento ha derivado en 46 000 contagiados y cerca de 600 fallecidos en el país norteamericano.

Esto mientras varios funcionarios del sector sanitario de EE.UU. ya han advertido que, a medida que el nuevo coronavirus se propaga por todo el país, los hospitales enfrentan en estos momentos una escasez crítica de equipos de protección personal necesarios para manejar la pandemia de manera segura.

La propagación del COVID-19 ha llevado a EE.UU. a experimentar una escasez de productos sanitarios en los supermercados. Tal es la falta de estos artículos que el pueblo norteamericano se ha visto obligado a cruzar la frontera en busca de papel higiénico en México.

Asimismo, el brote del nuevo coronavirus ha puesto en peligro la economía estadounidense, disparando la tasa de desempleo, y, en último término, podría también afectar a la reelección de Trump.

Alarmado por el impacto negativo del COVID-19 en la economía, Trump dijo el lunes que está considerando rebajar las medidas de su Gobierno para frenar la propagación de la enfermedad.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios