miércoles, 11 de marzo de 2020

Hija comparte en redes la foto de su padre triste por no haber vendido nada en su primer día de trabajo y desata una ola de solidaridad

Hija comparte en redes la foto de su padre triste por no haber vendido nada en su primer día de trabajo y desata una ola de solidaridad
Imagen ilustrativarunner of art / Gettyimages.ru

En la publicación, la chica de 16 años cuenta que su padre había "intentado de todo" en la vida.

Una joven brasileña compartió en su cuenta de Twitter unas emotivas imágenes de su padre, luego de que él no lograra vender nada el primer día en su puesto ambulante de comida. La historia se hizo viral y la fotografía desató toda una ola de solidaridad en las redes.

Hasta el momento, la publicación, que tiene más de 200.000 'Me gusta', ha logrado que personas se hayan acercado al sitio de comidas del señor Agrinaldo, de 51 años, para comprarle sus productos.


Según ha explicado la chica, después de sus trinos, las ventas comenzaron a dispararse hasta agotarse y personas de otros países le han manifestado su intención de brindarle ayuda.

En una publicación de la cuenta del puesto de ventas callejeras, se ve la foto del padre sonriente junto a un cliente y el texto: "Nuestro segundo día de ventas fue así: vendimos todo y tuvimos que reabastecer los panes salados cada 30 minutos. Muchas gracias por la fuerza, amigos".

¿Cómo comenzó la historia?

"Ese hombre de la foto es mi padre, hombre simple que ya trató de hacerlo todo en esta vida. Fue albañil, trató de ser concejal, trató de ser famoso, ya fue vendedor ambulante y hasta cobrador de autobús", escribió Natalia Cristina en su cuenta en la popular red social.

Más adelante explicó que su progenitor fue despedido de su más reciente trabajo y que su último sueldo fue destinado a la compra de máquinas para hacer comidas.

"Hoy fue nuestro primer día vendiendo en la plaza cercana a nuestra casa. En la foto, él está pensativo porque no vendimos nada. Pienso que todo tiene un propósito y que nada es en vano. Estamos luchando y sé que Dios es justo", dijo en varios trinos.


En otro tuit, la muchacha de 16 años, colgó las fotos de los alimentos que ofrecen y agregó que quien pudiera pasar por la Plaza del Sosiego, en Río de Janeiro, "para dar fuerza o comprar panes salados o pizza" de su padre, la haría "inmensamente feliz". Y su petición se cumplió.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios