miércoles, 4 de marzo de 2020

La UE advierte a Turquía que “no tolerará” el paso de migrantes

La UE advierte a Turquía que “no tolerará” el paso de migrantes
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ofrece un discruso en Ankara, 4 de marzo de 2020. (Foto: AFP)

La Unión Europea (UE) rechaza, en duros términos, las presiones ejercidas por Turquía en su contra al recurrir al tema de los refugiados sirios.

En una declaración adoptada durante una reunión extraordinaria de los ministros del Interior de la UE, celebrada este miércoles en Bruselas (capital de Bélgica), los Veintisiete “han rechazado con firmeza” el uso del tema de los refugiados por parte de Ankara con “fines políticos” y para presionar a Europa, además de tachar esta estrategia de “inaceptable”.

El documento exige, en este sentido, a Turquía, que respete sus compromisos con la UE en cuanto a contener el paso de refugiados y migrantes en base al acuerdo de 6000 millones de euros que Ankara firmó en 2016 con el bloque comunitario.

Los países europeos se comprometieron, asimismo, a “adoptar todas las medidas necesarias, de acuerdo con la legislación de la UE e internacional”, para impedir el flujo ilegal de refugiados hacia el suelo europeo.

El Gobierno turco, presidido por Recep Tayyip Erdogan, decidió el jueves pasado dejar de controlar a los refugiados en su territorio y permitirles el paso hacia Europa, por lo que abrió las fronteras comunes con Grecia en un intento desesperado por presionar a los Estados europeos para que apoyen su ofensiva ilegal en la provincia siria de Idlib (noroeste).

Los ministros europeos han expresado, de igual modo, su “solidaridad” con Grecia, en primera línea de esta crisis, y han adelantado que los Estados miembros contribuirán con el envío de medios y agentes fronterizos a la frontera greco-turca para ayudar a Atenas a mantener el control.

Poco después de que el documento de la UE viera la luz, el portavoz de la Presidencia turca, Fakhruddin Alton, ha criticado la postura de Europa y ha pedido a los Estados del viejo continente que se centren en el caso sirio en lugar de preocuparse por Grecia y el tema de los refugiados.

Tras semanas de tensiones entre Ankara y Damasco en las zonas septentrionales de Siria, en especial en la provincia de Idlib, Turquía, que apoya a los grupos terroristas, anunció el domingo el inicio de una nueva ofensiva militar contra el Gobierno sirio, que cuenta, a su vez, con el respaldo de Rusia.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha denunciado esta misma jornada que Turquía ha agredido a Siria por orden de EE.UU., y ha señalado que su ofensiva ilegal tiene como fin detener el avance antiterrorista del Ejército sirio y sus aliados en Idlib.

Al-Asad ha acusado, además, a su par turco de instrumentalizar el terrorismo para alcanzar sus metas políticas e ilusiones expansionistas.

Damasco ha asegurado que acabará con la presencia terrorista en su suelo y que seguirá luchando hasta expulsar a todas las fuerzas ocupantes e invasoras.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios