sábado, 4 de abril de 2020

Alemania acusa a EEUU de piratería moderna para obtener mascarillas

Alemania acusa a EEUU de piratería moderna para obtener mascarillas
Un avión vuela de China a EE.UU. trasladando un millón de mascarillas para prevenir el nuevo coronavirus.

Autoridades sanitarias alemanas denuncian la “piratería moderna” de EE.UU., que usando métodos del salvaje oeste, se apropia de mascarillas en medio de la pandemia.

Alemania confirmó que el pedido de 200 000 máscaras de protección contra el COVID-19 para la Policía de Berlín había sido “confiscado” en Bangkok, la capital tailandesa, sospechando la intervención de Estados Unidos, por lo que no llegó a su destino final.

“Tal y como están las cosas, asumimos que esto está relacionado con la prohibición del Gobierno de EE.UU. de exportar máscaras. […] Consideramos que esto es un acto de piratería moderna”, afirmó el viernes el senador del Interior del Estado de la ciudad de Berlín, Andreas Geisel.

Según informaron las autoridades berlinesas en un comunicado, estas máscaras del tipo FFP2 fueron producidas en China por “un fabricante estadounidense” y el pedido, que ya había sido pagado, fue incautado en el Aeropuerto Internacional de Bangkok. Aunque en la nota no se mencionó la compañía implicada, varios medios locales aseguraron que las máscaras habían sido producidas en China por la empresa 3M.

Geisel indicó que el Gobierno alemán debería exigir que Estados Unidos respete las reglas internacionales, aseverando que incluso en tiempos de crisis global, no debería haber métodos del “salvaje oeste”.

En medio de la crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus, denominado COVID-19, las mascarillas se han convertido en un bien preciado, de hecho, decenas de países tratan de comprarlas, por lo que se han incrementado las ofertas y han escalado los precios.

El mismo viernes, la compañía estadounidense 3M difundió que el presidente de EE. UU., Donald Trump, le había pedido dejar de exportar a Canadá y América Latina las mascarillas o respiradores N95, altamente demandados en medio de la pandemia del COVID-19.

Además, Francia informó que los estadounidenses habían pagado tres veces más para arrebatarle una carga que estaba a punto de ser embarcada en un avión destinado al país europeo. Esto mientras que EE.UU. ha declarado que nunca había comprado máscaras de China destinadas a Francia, calificando la información de “falsa”.

El nuevo coronavirus, detectado por primera vez en diciembre de 2019 en la ciudad china de Wuhan, se ha propagado por más de 195 países del mundo y, según las últimas cifras, ha dejado 1 097 776 contagiados y 59 140 muertos a nivel global.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios