lunes, 6 de abril de 2020

La cifra de decesos por el coronavirus en EEUU supera la oficial

La cifra de decesos por el coronavirus en EEUU supera la oficial
El personal médico está trasladando un cadáver de un paciente desde el hospital a un camión refrigerado en Nueva York, 2 de abril de 2020. (Foto: AFP)

Según expertos de epidemiología, casi con total seguridad el COVID-19 está matando a más estadounidenses que los que están publicando las instituciones del país.

“Sabemos que es una subestimación”, dijo la vocera de la red de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Kristen Nordlund, según un informe publicado este domingo por el diario estadounidense The Washington Post.

Como se lee en este informe, la red CDC solo cuenta como muertes por el nuevo coronavirus los casos confirmados con un test de laboratorio.

Además, los epidemiólogos aseguran que, al poco de llegar a EE.UU. el nuevo coronavirus (denominado como COVID-19 o SARS-CoV-2), la gente que murió por problemas respiratorios no se contó como muerta por esta letal enfermedad al no tener acceso a las pruebas.

Incluso ahora, según confirman directores de funerarias, médicos forenses y representantes de hogares de ancianos al diario, las personas que mueren en casa o en residencias de ancianos no cuentan como decesos por el COVID-19.

Por otro lado, el diario —citando a expertos— dice que las pruebas post mortem de los médicos forenses varían ampliamente en todo el país norteamericano y algunos funcionarios apuntan que es un desperdicio de un recurso escaso que podría emplearse para detectar casos en vivos y que, además, su resultado no siempre es acertado, pues algunas personas que tienen el virus dan negativo.

“No se puede confiar solo en los casos confirmados por laboratorios […] Nunca aplicarán la prueba a todos los que estén enfermos y a todos los que mueran. Entonces, sin duda, es verdad, la cantidad de muertes se subestima a nivel mundial porque no se aplica la prueba”, ha insistido el epidemiólogo Marc-Alain Widdowson.

Los funcionarios de salud pública y las autoridades estadounidenses carecen, pues, de una visión completa del total de las muertes que está provocando la pandemia y, entretanto, evalúan su evolución y se enfrentan a preguntas diarias.

La Administración del presidente Donald Trump se enfrenta a una situación crítica y sin precedentes en su país debido, en gran parte, a su mala gestión de la epidemia y a la desinformación sobre las cifras de fallecimientos por el COVID-19.

Según las últimas cifras, hasta el momento, el nuevo coronavirus ha contagiado a casi 1,3 millones de personas en todo el mundo, la mayoría en Estados Unidos, con más de 336 830 casos diagnosticados, de los cuales han muerto 9618.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios