miércoles, 22 de abril de 2020

Médicos bolivianos amenazan con paros por falta de equipos

Los trabajadores de la salud bolivianos en un hospital en las afueras de La Paz, 12 de marzo de 2020. (Foto: Reuters)

Médicos y el personal de salud de Bolivia amenazaron con paros y renuncias masivas en protesta por la falta de equipos de protección ante el coronavirus.

Los medios locales informaron el martes que los trabajadores de Salud del país siguen denunciando que no cuentan con elementos de bioseguridad necesarios para combatir el brote del nuevo coronavirus (COVID-19). En este sentido, en la ciudad de El Alto, múltiples médicos amenazaron con renunciar y en Santa Cruz hacen un paro de dos horas diarias por falta de atención.

“Aproximadamente tenemos unos 40 a 50 profesionales en la ciudad de El Alto (departamento de La Paz) que han pedido hacer el trámite para que puedan hacer la renuncia a sus fuentes de trabajo, porque no tenemos los medios de bioseguridad en los centros de salud”, indicó el ejecutivo del Sindicatos de Ramas Médicas (Sirmes) de El Alto, Daniel Casas.

El dirigente sectorial expresó que se intenta persuadir a estos trabajadores para que no dejen sus puestos en plena crisis sanitaria, pero muchos le dijeron que prefieren perder el trabajo que arriesgar sus vidas.

Casas manifestó que los equipos más requeridos eran trajes de bioseguridad, pues los que les entregó el Gobierno serían insuficientes y de baja calidad.

En Santa Cruz (este), el Colegio Médico decidió hacer paros diarios de dos horas también como una forma de presión para tener mejores elementos de bioseguridad para el personal de los hospitales.

Esos paros podrían ampliarse, dijo la doctora Ruth Aguilera, vocera de la Federación de Profesionales de Ramas Médicas de ese departamento al diario local Página Siete.

En medio de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, que ha contagiado a más de 600 personas y dejado más de 30 muertos en Bolivia, abundan las críticas por la mala gerencia del gobierno de facto de Jeanine Áñez.

En una entrevista radial, el candidato presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, denunció el martes “la guerra sucia” del gobierno de facto contra el MAS asegurando que el gobierno transitorio ataca a este partido para ocultar sus errores en el manejo de la pandemia y buscar beneficios electorales a corto plazo.

Arce explicó que la gestión de la pandemia de COVID-19 es responsabilidad del gobierno de Áñez, pero no consigue insumos, no habilita centros de atención ni hace la compra de respiradores a tiempo.

De acuerdo con el candidato presidencial, Áñez achaca con frecuencia las dificultades para prevenir y controlar la pandemia a la “mala herencia” dejada por el MAS, pero el actual gobierno es quien paralizó tanto un masivo plan de construcción de hospitales como el Sistema Universal de Salud lanzado por la pasada Administración de Evo Morales a principios de 2019.

Mientras tanto, la presidente autoproclamada, en vez de invertir en el sector de la salud en plena pandemia, autorizó la asignación de más de cinco millones de dólares para comprar agentes químicos a fin de reprimir las manifestaciones en su contra.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios