martes, 7 de abril de 2020

Nueva Zelanda degrada al ministro de Salud por un viaje a la playa en medio de la pandemia

Nueva Zelanda degrada al ministro de Salud por un viaje a la playa en medio de la pandemia
El ministro de Salud de Nueva Zelanda, David Clark.Mark Tantrum / Gettyimages.ru

"Soy un idiota y entiendo por qué la gente se enfadó", aseguró el alto cargo.

El ministro de Salud de Nueva Zelanda, David Clark, ha sido rebajado en el Gabinete por ignorar las normas de autoaislamiento en medio de la pandemia del coronavirus, informa The Guardian.

Clark fue fotografiado la semana pasada paseando en bicicleta a 2 kilómetros de su domicilio en Dunedin, hecho por el que tuvo que disculparse reconociendo su imprudencia, cuando se les pide a los neozelandeses que se queden en casa y hagan actividades físicas en su residencia.

Ahora Clark ha confesado otra acción incívica, describiéndose como "idiota" por llevar a su familia en coche a una playa a 20 kilómetros de distancia, justamente la primera semana de autoaislamiento.

Las normas de este régimen estipulan que se pueden usar vehículos solamente para comprar víveres y medicamentos.

La revelación formaba parte de los preparativos para la comparecencia ante un comité de respuesta a la pandemia este martes, que exigía que rindiera cuentas a la primera ministra Jacinda Ardern sobre su actividad fuera de casa en medio de alerta.

"En el momento que estamos pidiendo a los neozelandeses sacrificios históricos, he fallado al equipo. Soy un idiota y entiendo por qué la gente se enfadó", Clark dijo en su declaración.
"Debe pagar un precio"

Clark presentó su renuncia, pero la jefa de Gobierno no la aceptó, limitándose a quitarle su papel de ministro asociado de Finanzas y degradando su posición en el Gabinete.

"En una situación normal, cesaría al ministro de Salud. Lo que hizo es malo y no tiene excusa. Pero actualmente la prioridad es nuestra lucha colectiva contra el covid-19. No nos podemos permitir que se socave al sector sanitario o nuestra respuesta. Por esta razón, y solo esta, el doctor Clark mantendrá su cargo. Pero él sí que debe pagar un precio. Ha violado las reglas", comentó Ardern.

Este martes se han reportado 54 nuevas infecciones en Nueva Zelanda, aumentando el total de casos confirmados a 1.160. Una persona ha muerto por complicaciones causadas por la enfermedad y 241 se han recuperado hasta el momento, según datos del Ministerio de Salud.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios