jueves, 16 de abril de 2020

Rusia considera “lavado de cerebro” acusaciones nucleares de EEUU

Rusia considera “lavado de cerebro” acusaciones nucleares de EEUU
El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, en una conferencia de prensa en Moscú, la capital, 7 de febrero de 2019. (Foto: Reuters)

Moscú asegura que acusaciones de Washington de incumplir compromisos sobre no proliferación nuclear contra Rusia son “desinformación y lavado de cerebro”.

“Estados Unidos es un infractor malicioso de una serie de acuerdos en esta materia (...) los intentos de impugnarlo son infundados, es parte de una gran campaña de desinformación que EE.UU. lanzó en muchas direcciones”, ha declarado este jueves el vice ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov.

Las declaraciones del vicecanciller ruso se producen luego de que el Departamento de Estado de Estados Unidos publicara el miércoles un informe acera del cumplimiento de los acuerdos y compromisos en materia del control de armas, no proliferación y desarme, y en este contexto, aseveró que Rusia llevó a cabo pruebas nucleares de bajo rendimiento en el año 2019, conocidas como “supercríticas”.

Al respecto, Riabkov ha asegurado que las acusaciones son un evidente “lavado de cerebro” a la comunidad internacional, agregando que EE.UU. ha mostrado que no pretende prolongar el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START III, por sus siglas en inglés), que limita el despliegue de armas nucleares y fue firmado en 1991.

El tratado mencionado vencerá el 5 de febrero de 2021 y se considera el único acuerdo que vincula a Rusia y EE.UU. después de que este último rompiera en agosto pasado el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

“No hemos recibido ninguna respuesta a la nota que enviamos a finales del año pasado a Estados Unidos con nuestra propuesta de prolongar el acuerdo tal como está, sin condiciones previas”, ha expresado Riabkov al respecto.

También ha revelado que cada vez hay más dudas de que Washington seguirá participando en el Tratado de Cielos Abiertos. “Y esa lista podría continuar”, ha añadido.

El Tratado de Cielos Abiertos, que fue firmado el 24 de marzo de 1992 en Helsinki (Finlandia), tiene como integrantes a la mayoría de los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y autoriza a observadores militares a obtener imágenes de movimientos de tropas y buques en un vasto territorio desde la ciudad canadiense de Vancouver hasta el puerto de Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso. El documento cuenta actualmente con 34 signatarios.

Rusia, al mismo tiempo que deja claro que no desea implicarse en una nueva carrera armamentista, ha avisado en varias ocasiones que adoptará una serie de medidas de represalia, incluidas las militares, si Washington continúa retirándose unilateralmente de los acuerdos bilaterales que ha suscrito.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios