viernes, 15 de mayo de 2020

Argentina quiere incentivar el ahorro en pesos mientras se dispara el valor del dólar paralelo: ¿qué ocurre?

Argentina quiere incentivar el ahorro en pesos mientras se dispara el valor del dólar paralelo: ¿qué ocurre?
El presidente argentino, Alberto Fernández, da un anuncio en la quinta presidencial de Olivos, Provincia de Buenos Aires, el 10 de abril del 2010.Esteban Collazo / AFP

Es habitual que los argentinos compren divisas estadounidense para resistir la inflación, pero tienen un tope de hasta 200 dólares mensuales por la vía legal.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció dos medidas para intentar promover el ahorro en pesos, algo que ningún Gobierno logró en un país donde la ciudadanía prefiere comprar dólares para que sus ingresos no pierdan valor frente a la constante inflación de la economía.

Ahora, el contexto apremia: la deuda externa en dólares es grande y, además, la emergencia sanitaria por el coronavirus requiere un gran esfuerzo fiscal, pese a que la recaudación estatal bajó abruptamente por la paralización de la actividad tras varias semanas de cuarentena obligatoria. En ese marco, el BCRA se ve obligado a cuidar sus reservas en moneda estadounidense.

Para bajar la demanda de la divisa estadounidense, al final del mandato de Mauricio Macri se había restablecido un 'cepo', que limitaba la posibilidad de compra imponiendo un límite de 200 dólares mensuales por persona. Como novedad, apenas inició la administración de Alberto Fernández, se añadió un impuesto extra del 30 % a los ahorristas que se inclinen por la divisa extranjera.


Imagen ilustrativa con billetes de 100 pesos argentinos.Pixabay / elluisx

Con estos antecedentes, el BCRA dispuso el jueves extender la tasa de interés del 26,6 % anual para todos los depósitos realizados bajo la modalidad de plazo fijo, lo que equivale a una tasa mensual del 2,22 %. Esto significa que las empresas y personas —minoristas o mayoristas— que le presten un monto en pesos a su entidad bancaria, al cabo de un año recibirán ese porcentaje de ganancia, aunque pueden retirar el dinero antes con el proporcional acumulado.

Esa 26,6 %, sin embargo, es apenas la mitad de la suba de precios de 2019: la inflación de todo el año pasado fue del 53,8 %, la más alta en casi tres décadas. Pero la situación cambia si se compara con abril de 2020, porque la tasa de interés sí le ganaría a la inflación. Ese mes, con la pandemia global en pleno desarrollo, los aumentos fueron del 1,5 %, una cifra menor a marzo, cuando se reflejó el 3,3 %. Así, el acumulado inflacionario del primer cuatrimestre del año es de 9,4 %.

Por otro lado, el Banco Central dispuso incentivos para que los productores agrícolas —de gran relevancia para las cuentas nacionales— elijan Depósitos a Interés Variable (Divas) en vez de dólares, para resguardar su capital. En efecto, este instrumento financiero se rige por la evolución que tenga el precio de la soja, uno de los productos primarios que más exporta la nación sudamericana.
El 'dólar blue' se acerca a los 140 pesos

Mientras la cotización del dólar oficial aumenta a paso lento pero sostenido —el 15 de mayo valía 64,75 pesos para la compra y 69,75 para la venta—, el precio para la comercialización ilegal crece con una enorme diferencia.


Entrada del Banco Central de la República Argentina, el 20 de agosto del 2019.Juan Mabromata / AFP

Así, este viernes el llamado 'dólar blue', o paralelo, se vendía a 138 en las casas de cambio ilegales de Buenos Aires, más conocidas como 'cuevas'. En efecto, las limitaciones para adquirir divisa extranjera del modo tradicional hizo que aumentara la demanda sobre el mercado negro, sumado a un gran componente especulativo que gira en torno al sistema cambiario.

Con este escenario, las autoridades argentinas notaron que muchas firmas estaban aplicando prácticas evasivas, para eludir responsabilidades fiscales y obtener dólares a bajo costo, tratándose de un bien preciado en Argentina. Esto se explica porque las empresas que importan o exportan productos pueden acceder a los dólares sin el impuesto del 30 % que paga cualquier ciudadano.

Así, muchas de ellas emitieron facturas con valores superiores a los reales, para obtener más dólares al valor mínimo, de modo ilegítimo. Por ejemplo, si un grupo importador gasta 50.000 dólares en zapatillas, pero en los papeles declara 300.000, en caso de fallar el control estatal podría quedarse con 250.000. Si esos dólares, conseguidos a bajo precio, se venden en el mercado paralelo, se pueden maximizar ganancias. Por ello, el Banco Central, la Aduana y la Secretaría de Industria están trabajando en conjunto para desplegar nuevas medidas que garanticen el control, y cuiden la necesaria divisa extranjera.

Por lo pronto, el 11 de mayo se publicó en el Boletín Oficial que el Ejecutivo establecerá valores de referencia para "resguardar la renta fiscal". Entre tanto, se esperan nuevas medidas para regular el flujo cambiario.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios