domingo, 3 de mayo de 2020

EEUU envía bombarderos y militares a Guam para "disuadir" a China

EEUU envía bombarderos y militares a Guam para "disuadir" a China
Una fila de bombarderos Lanceros B-1B del 9.º Escuadrón de Bombas de la Fuerza Aérea de EE.UU., estacionados en la base de Dyess, Texas.

EE.UU. ha desplegado cuatro bombarderos pesados Lanceros B-1B y cientos de tropas en la isla de Guam para llevar a cabo “misiones de disuasión” ante China.

Según un comunicado del Comando Estratégico de EE.UU., los equipos militares llegaron el viernes a la base Andersen de la Fuerza Aérea, en la isla de Guam, ubicada en el océano Pacífico, días después de unas maniobras provocativas que la Marina norteamericana llevó a cabo cerca de las aguas en disputa en el mar de la China Meridional.

“Cuatro bombarderos y aproximadamente 200 aviadores del 9.º Escuadrón de Bombas y (…) están desplegados para apoyar los esfuerzos de entrenamiento de las Fuerzas Aéreas del Pacífico con aliados, socios y fuerzas conjuntas”, reza la nota.

Además, explica que tres de los bombarderos volaron directamente a la base, mientras que el cuarto se desvió a aguas cercanas a Japón para misiones de entrenamiento.

“Los aviones de combate también participarán en misiones estratégicas de disuasión para reforzar el orden internacional, basado en las reglas de la región del Indo-Pacífico”, agrega el documento.

La Fuerza Aérea de EE.UU. no ha especificado durante cuánto tiempo se prolongará el nuevo despliegue, que se registró tan solo un día después de que un par de cazas B-1 llevaran a cabo un sobrevuelo en el mar de la China Meridional, realizando un viaje de ida y vuelta de 32 horas desde la base de la Fuerza Aérea Ellsworth, en el estado estadounidense de Dakota del Sur, como parte de una demostración de fuerza en la región.

El Ejército de EE.UU. realiza regularmente lo que denomina misiones de “libertad de navegación” y patrullas aéreas sobre el mar de la China Meridional para mostrar músculo al Gobierno del gigante asiático, que ha censurado repetidamente las operaciones provocativas de Washington, pues las considera una violación de su soberanía territorial.

China aún no ha respondido al último despliegue de EE.UU., pero denunció a principios de esta semana las misiones navales sin permiso de los estadounidenses cerca de las disputadas islas Xisha, también conocidas como Paracelso. Tras este despliegue “ilegal”, el Ejército chino alertó que está listo para un enfrentamiento.

El mar de la China Meridional, también conocido como mar del Sur de China, es una extensión muy disputada del océano Pacífico. China reclama casi un 90 % del mismo y critica la militarización de esas aguas por EE.UU., que se alinea sistemáticamente con los rivales de Pekín en la disputa marítima para, conforme al gigante asiático, tensar la situación y justificar su propia presencia militar ilegal en la región.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios