miércoles, 13 de mayo de 2020

Rusia denuncia presiones de EEUU a otros países en plena COVID-19

Rusia denuncia presiones de EEUU a otros países en plena COVID-19
El canciller ruso, Serguéi Lavrov, ofrece un discurso en una conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El canciller ruso declara que EE.UU. aprovecha la pandemia del nuevo coronavirus para presionar a algunos países que ejercen una política independiente.

“Nuestros colegas estadounidenses y sus aliados no dejan de intentar atizar la confrontación, de aprovecharse de la situación actual para imponer su punto de vista, su visión del orden futuro, que ellos denominan como un ‘orden basado en reglas’”, ha indicado el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

El jefe de la Diplomacia rusa aseguró que es precisamente EE.UU. el que inventa las reglas mencionadas, al mismo tiempo que aumenta la presión sobre las naciones que persiguen una política exterior independiente.

En este sentido rechazó las acusaciones “gratuitas” e “infundadas” del país norteamericano contra China y Rusia en medio de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, explicando que EE.UU. ignora los llamados a suspender las sanciones unilaterales que impiden el suministro de fármacos, equipos médicos y alimentos para luchar contra la pandemia.

Lavrov también se refirió a las acusaciones de Estados Unidos contra la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aseveró que no tienen fundamento.

En momentos en que el mundo está luchando contra el coronavirus son varios los países que están sujetos a las sanciones unilaterales de Washington que complican el combate contra la COVID-19. Pese a las reiteradas llamadas, incluso desde EE.UU., la Administración de Donald Trump se niega a eliminar sus medidas coercitivas.

Además, Washington ha reforzado en las últimas semanas sus críticas contra Pekín, insistiendo sin pruebas que un laboratorio de la ciudad china de Wuhan fue el lugar donde se creó el nuevo coronavirus y que China no dio la información completa sobre el brote a tiempo. Esto mientras que el gigante asiático rechaza estas declaraciones sin fundamento e indica que el origen de la COVID-19 se halla en realidad en EE.UU., desde donde el Ejército del país norteamericano podría haberlo llevado a la ciudad de Wuhan.

Además, EE.UU. acusa a la OMS de haber gestionado mal la crisis sanitaria y subestimar la amenaza del virus, por lo que anunció el congelamiento del financiamiento de su país al organismo.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios