lunes, 4 de mayo de 2020

Trump baraja formas para castigar a China por coronavirus

Trump baraja formas para castigar a China por coronavirus
El presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca, Washington, 7 de abril de 2020. (Foto: AFP)

EE.UU. estudia cómo castigar a China por el coronavirus y se plantea desde condonar su deuda con Pekín hasta limitar la inmunidad soberana del país asiático.

En los últimos días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha estado diciendo que China tiene que pagar por el brote del nuevo coronavirus e incluso públicamente ha exigido una compensación de miles de millones.

Según el periódico estadounidense The Washington Post, citando a fuentes cercanas a la Casa Blanca, funcionarios de la Administración Trump han comenzado a explorar propuestas para castigar o exigir una compensación financiera a China por su manejo de la pandemia de coronavirus, pese a que esta medida podría fragmentar las relaciones ya tensas entre las dos superpotencias en un momento peligroso para la economía global.

Entre las alternativas, algunos funcionarios han propuesto que Estados Unidos cancele parte de sus obligaciones de deuda con China. Consultado sobre esta idea, Trump se mostró cauteloso y dijo que podría socavar la “santidad del dólar”, pero sugirió que había otras formas de imponer sanciones extremas a Pekín, como recaudar un billón de dólares de imposiciones arancelarias a las importaciones chinas.

Otro tema que Trump y sus asesores ya han discutido en privado es limitar la inmunidad soberana —una doctrina judicial que impide que un Estado sea demandado sin su consentimiento— de China para que el Gobierno o las víctimas de la epidemia en EE.UU. puedan demandar a Pekín por daños y perjuicios.

El domingo, en un análisis sobre este tema, Iván Danílov, columnista de la agencia de noticias Spunitk, opinó que “robar” a China miles de millones de dólares cancelando los bonos de EE.UU. que tiene no es solo una medida económica sino también política, ya que le permitiría al mandatario subir su rating de cara a las elecciones del próximo noviembre al hacer algún bonito gesto, como por ejemplo distribuir este dinero entre los que sufrieron pérdidas en el sector del petróleo de esquisto.

Los funcionarios de la Casa Blanca y varios legisladores del Congreso se han obsesionado cada vez más con la respuesta de China al brote y la falta de contención, afirmando que los funcionarios chinos ocultaron información clave y se negaron a cooperar con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los funcionarios chinos han rechazado repetidamente las acusaciones de que no actuaron lo suficientemente rápido como para enfrentar el virus.

Según una información divulgada a mediados de abril por el diario estadounidense New York Time (NYT), Trump sabía del peligro que se cernía sobre su país y el mundo y decidió no hacer nada ante el virus.

Los críticos dicen que los esfuerzos de la Administración estadounidense para castigar a China equivalen a poco más que teatro político que también corre el riesgo de poner en peligro la economía y la vida de los estadounidenses, ya que es probable que Pekín tome represalias contra las medidas adoptadas por los Estados Unidos. El coronavirus ha matado a más de 60 000 estadounidenses y le ha costado a la nación billones de dólares en actividad económica.

“Las posibilidades de que los chinos paguen reparaciones están en algún lugar entre cero y ninguno”, dijo Scott Kennedy, asesor principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un grupo de expertos en política exterior.

Con todo, según un consejero de Trump, “el castigo a China es definitivamente lo que el presidente se inclina a hacer”.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios