jueves, 7 de mayo de 2020

Turquía busca realizar un cambio demográfico en el norte de Siria

Turquía busca realizar un cambio demográfico en el norte de Siria
Combatientes respaldados por Turquía en la provincia siria de Al-Hasaka, 30 de octubre de 2019. (Foto: AFP)

Turquía traslada las familias de los terroristas que cuentan con su apoyo a Ras Al-Ain con la intención de realizar un cambio demográfico en el norte de Siria.

Ocho autobuses llegaron a Ras Al-Ain, en la provincia de Al-Hasaka (noreste), transportando familias de los terroristas apoyados por Ankara desde Alepo (noroeste), informó el miércoles el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres (capital británica).

Las fuerzas turcas también transportaron hombres armados en un autobús a dicha localidad, señaló la fuente agregando que estos autobuses cruzaban con la facilitación de la inteligencia turca como parte de un intento para cambiar la demografía de esta región.

En este mismo contexto, la agencia estatal siria de noticias SANA ha informado este jueves que las fuerzas turcas y sus mercenarios han vuelto a cortar el agua potable a la ciudad de Al-Hasaka (capital de la provincia homónima), y la parte occidental de esta provincia.

Según SANA, no es la primera vez que Turquía realiza tales prácticas. Damasco califica este corte de agua como una flagrante violación de las leyes internacionales y un crimen de lesa humanidad, ha agregado.

Las fuerzas turcas y sus aliados atacan también con frecuencia las infraestructuras de las aldeas y ciudades sirias en Al-Hasaka, forzando a los civiles sirios a desplazarse de la zona. A principios de abril, atacaron la estación eléctrica de Tal Tamir y provocaron un apagón en las regiones nororientales sirias.

El Gobierno turco, que apoyó desde un principio a los grupos armados y terroristas, combate directamente con las fuerzas de Damasco desde el 1 de marzo, cuando anunció el inicio de una operación militar en la provincia Idlib, en el noroeste del país árabe.

Aunque dicha intervención militar cesó el 5 de marzo a raíz del alto el fuego alcanzado entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, Ankara ha violado reiteradamente el acuerdo, ha enviado refuerzos militares a Siria y atacado posiciones sirias.

El Gobierno de Damasco ha denunciado una y otra vez la presencia militar ilegal de Turquía en su país, así como su apoyo financiero, armamentístico y logístico a las agrupaciones terroristas.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios