domingo, 10 de mayo de 2020

Un policía de EE.UU., acusado de allanar la casa de una familia afroamericana junto con un grupo armado

Un policía de EE.UU., acusado de allanar la casa de una familia afroamericana junto con un grupo armado
Mark Darrough / Port City Daily / AP

Jordan Kita, de la División de Detención de la Oficina del Sheriff del condado de New Hanover, en Carolina del Norte, presuntamente buscaba una niña desaparecida con la que tiene vínculos familiares.

Un ya exoficial de la Policía del condado de New Hanover, en el estado estadounidense de Carolina del Norte, será acusado, junto a otro individuo, por haber irrumpido armados en la casa de una familia afroamericana, informa el canal WECT con referencia al 'sheriff' del vecino condado de Pender, donde ocurrió el allanamiento de morada.

Según se detalla, los hechos ocurrieron la noche del pasado domingo, cuando en la residencia de los Shepard llamaron a la puerta. Monica Shepard estaba durmiendo, pero su hijo Dameon, un adolescente que en ese momento estaba jugando a los videojuegos.

Al abrir la puerta, vio delante de él a un grupo de hombres, uno de los cuales estaba armado con un rifle de asalto y otro con una escopeta. Le preguntaron al menor si tenía alguna información sobre un vecino que había vivido en la casa aledaña a la de los Shepard, pero que había abandonado su vivienda un mes antes. Pese a que Dameon se identificó con su nombre repetidamente y que dijo no saber nada del hombre al que buscaban, los irruptores —que presuntamente buscaban a una niña desaparecida— solo se fueron solo después de que los Shepard llamaran a la Policía.

Uno de los integrantes del grupo armado fue identificado como Jordan Kita, miembro de la División de Detención de la Oficina del Sheriff del condado de New Hanover. Tenía vínculos familiares con la niña a la que buscaba el grupo, y en el momento de la irrupción estaba fuera del servicio. A Kita, que este viernes fue apartado del cuerpo, se lo acusa de irrupción ilegal mediante la fuerza y de incumplimiento deliberado de sus deberes. La otra persona identificada será acusada de ir armada y aterrorizar a la comunidad. Los demás participantes de la acción todavía no han sido identificados.

"Fue traumático e impactante, pero estoy agradecida de que no fuera peor", comentó la noticia Monica Shepard, que respecto a la investigación agregó: "Voy a confiar en que tomarán las decisiones correctas en función de lo que puedan hacer y de lo que la ley les permita hacer".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios